Entradas correspondientes a la etiqueta 'lugares de pesca'

may 25 2015

Adonde ir – Río Filo Hua Hum Oeste (Spanish and english version)

Este río es uno de los ambientes más hermosos e intrincados para la pesca de truchas en la Provincia del Neuquén, está ubicado al Oeste del lago Filo Hua Hum 40°29?45?S 71°18?21?O, Se puede acceder por dos caminos: 1) ruta Nacional N° 237 (Neuquén / Bariloche) tomando hacia el Norte en  Confluencia Traful por la ruta provincial N° 64 (Paso del Córdoba) y 2) por ruta Nacional 234 (Junín de los Andes / Villa La Angostura también conocida como ruta de los Siete Lagos) tomando hacia el sudeste por la ruta provincial N° 64 luego de pasar el puente sobre el río Hermoso  bordeando el lago y el río Meliquina.

El río nace en el lago Nuevo 40°29?44?S 71°26?06?O, un muy pequeño espejo de agua de tan solo unos 1250 metros de longitud y 750 metros de ancho, que se encuentra al este del lago Falkner y se conecta a este último por un corto brazo navegable.  Desemboca en la margen oeste del lago Filo Hua Hum y tiene una extensión de aproximadamente 11 kilómetros.

Mapa del río

Mapa del río

Aproximadamente a 1 kilómetro antes de su desembocadura sobre el lago, se divide en dos brazos: a) El brazo principal (al norte), que mantiene características similares a las de todo su curso, y b) un brazo secundario (al sur) que nace de un pequeño delta con innumerables tributarios y filtraciones que inmediatamente toma un curso con forma de canal meandroso cuyas aguas discurren  muy tranquilamente, de costas abruptas y por sectores profundas con características similares  a un spring creek. A este brazo, la mayoría de los pescadores lo llamamos “Quieto” sin embargo su nombre es arroyo “Partenón”, al menos es lo que alguna vez me comentó ese gran pescador neuquino al que todos conocemos por su apodo de “Tornillo” y cuyo nombre es Efraín Castro.

Retomando el tema del  “Quieto” no es un curso de agua en sí mismo, sino un brazo del río principal con características muy diferentes a las del curso madre. Su lecho es principalmente de limo aunque hay sectores de pedregullo, generalmente fino. Hay muchas plantas acuáticas que son refugio de grande marrones, principalmente cuando se encuentran clavadas en nuestros anzuelos, provocando innumerables cortes y frustración en nosotros los pescadores. La pesca con secas grandes tanto en el amanecer como en el atardecer puede dar grandes satisfacciones, es una recomendación.

Marrón de la apertura

Marrón de la apertura

Como mencionamos anteriormente el río principal nace en el lago Nuevo que es un excelente lugar de pesca. En la apertura y si hay mucha agua se hace difícil el acceso a la boca dado que hay una barrera de juncales que impide llegar al veril sin embargo es posible obtener buenas truchas si se llega al mismo, un belly boat es una opción atrayente y muy productiva pero hay que manejarse con cuidado y precaución. Una buena posibilidad se da pescando sin pisar el agua, es decir hacer lanzamientos desde lejos hacia la franja de agua que existe entre la costa y los juncales, eventualmente es un lugar muy visitado por buenas truchas que buscan  alimento. Luego de su nacimiento, el río es pescable unos 500 metros aguas abajo. Posteriormente sus costas se hacen abruptas lo que aunado a la abundante vegetación costera  hacen que el acceso sea muy difícil y el tránsito por la costa en extremo complicado. Sin embargo, a lo largo de la senda que bordea el cauce existen algunos accesos, difíciles pero no imposibles. Según palabras del propio Tornillo: “…Quien logre llegar por ellos hasta el río y colocar una mosca, tendrá la oportunidad de pescar sitios casi vírgenes y el pique -créanme- asegurado”.

 

Peleando una marrón

Peleando una marrón

En el lugar llamado “La Angostura” a unos 6 ó 7 km. de su desembocadura sobre el Lago,  La angostura

La angostura

el río vuelve a ser accesible para los pescadores. Este lugar es reconocible por el estrechamiento en el valle que provoca la ladera norte del cerro “Los Cerrillos” que llega prácticamente hasta la margen del río. Allí hay un gran farallón desde cuya altura es posible avistar las truchas no sólo en el pozón al pie de la roca, sino también en los tramos del río arriba y abajo del mismo. Desde ese lugar se puede acceder al río y caminarlo por un buen tramo río arriba. Unos 200 metros río abajo, existe una corredera seguida por una curva a la derecha y un flat. Estos puntos también son muy buenos pesqueros. Continuando la caminata hacia el lago, el curso se divide en brazos generalmente vadeables que presentan innumerables accidentes  que sirven de refugio a muchos peces. Es un excelente lugar para realizar pesca fina. Posteriormente se presenta un lugar muy frecuentado llamado “Vado de las Escopetas”. Viniendo desde el Lago Filo Hua Hum (con permiso de los propietarios de la estancia) es posible llegar hasta aquí en vehículo; preferentemente camionetas con suficiente despegue del suelo (no es necesario un vehículo de doble tracción).

Marrón del Quieto

Marrón del Quieto

Luego del Vado, el río tiene características muy similares hasta su desembocadura, pero es muy particular en los últimos 1500 metros de su curso que se torna pleno de meandros que dan lugar a pozones profundos, correderas veloces, barrancas hondas y pedreros de aguas blancas. La desembocadura sobre el lago es vadeable incluso en las aperturas de cada temporada cuando hay mayor caudal de agua. Generalmente se abre en tres brazos bien marcados. Una particularidad que es necesario resaltar es que hay muchas truchas que permanecen en los últimos metros del río sin retirarse al veril del lago, solo después de pescar a conciencia este tramo se puede caminar hasta el veril y pescar la zona profunda.

Entomología

En apertura es habitual observar eclosiones de Caddis de colores claros (amarillo, crema) de tamaños pequeños (anzuelo #16/14) en el Quieto. A medida que avanza la temporada estas eclosiones se dan cada vez más temprano. En las aguas rápidas y en la desembocadura del río principal hay tricópteros y plecópteros, estos últimos de la familia Antarctoperlaria tales como los Austroperlidae y Gripopterygidae . También hay una buena proporción de efemerópteros, generalmente de la familia Leptophlebiidae  de tamaño medio  como las Meridialaris y más grandes como las  Penaphlebias. Otros insectos presentes en el curso son Odonatos y stoneflies

El aporte de alimentos se completa con pancoras y caracoles que ingresan tanto al curso principal como al Quieto desde el lago y también puyenes y juveniles de trucha.

Técnica y equipamiento

Tanto el curso principal como el Quieto pueden pescarse con cañas #4 o #5 y líneas de flote, para los pozones es conveniente llevar una línea de hundimiento rápido o un shooting taper. Para el Quieto y fundamentalmente en la última hora, me han dado grandes satisfacciones secas grandes como la bomber, chernobyl ant, madam X o la tarántula. Durante el día el agua quieta y la transparencia hacen necesario un acercamiento muy cuidadoso y generalmente moscas pequeñas tal como seredipity, soft hackle de diferentes colores, prince y secas del tipo elk caddis  o goddard caddis. En apertura son recomendables en el curso principal streamers de pluma o pelos.

Boca del río Filo Hua Hum Este desde el camino hacia el Filo Oeste

Boca del río Filo Hua Hum Este desde el camino hacia el Filo Oeste

Cómo llegar

Partiendo desde SMA por ruta nacional 234 (7 lagos) hacia VLA luego de unos 30 km. Aproximadamente se llega al puente que cruza sobre el río Hermoso, allí se dobla a la izquierda por la ruta provincial 63 bordeando el lago primero y luego el río Meliquina. Pasando el puente sobre el FHH ESTE se dobla a la derecha y se toma un camino que bordea el río y luego el Lago Filo Hua Hum (aquí hay un camping y proveeduría), se sigue el camino hasta la estancia Tres Lagos a cuya derecha tenemos el acceso a la boca y siguiendo por el camino (previo pedido de permiso) podemos llegar tal como ya mencionamos, hasta el Vado de las Escopetas. Desde San Martín de los Andes son unos 50 Km.

Héctor Gugliermo

hgugliermo@pescandolaargentina.com.ar

 Fotos: Enrique Saavedra y Héctor Gugliermo

English version

This river is one of the most beautiful and intricate environments for trout fishing in the Neuquén Province, it’s located west of the lake Filo Hua Hum 40°29’45”S 71°18’21”W. you can access it by two ways: 1) national route (RN) Nº237 (Neuquén/Bariloche) following due North at Confluence Traful by provincial route (RP) Nº64 (Paso del Cordoba), and 2) by national route (RN) Nº234 (Junín de los Andes/Villa la Angostura, also known as road of the Siete Lagos)going southeast by the provincial route (RP) Nº64 after passing the bridge over the river Hermoso, bordering the lake and the river Meliquina.

The river originates at the lake Nuevo, 40°29’44”S 71°26’06”W, it’s a very small mirror of water of barely 1250 meters (4125 feet) and 750 meter (2475 feet) wide, it can be found east of lake Falkner and it connects to it by a short navigable arm. It ends at the west margin of the lake Filo Hua Hum and has an extension of approximately 11 kilometers (17.6 miles).

Roughly one kilometer (1.6 miles) before its outlet to the lake, it divides in two arms: a) Main arm (due north), which keeps similar properties from the rest of its course, and b) Secondary arm (due south) which is born from a small delta with providers beyond counting and filtrations that immediately take a course in the shape of a meandering canal (its waters run smoothly through sudden and, by sector, deep coasts  with similar characteristics to a spring creek). This arm has been dubbed by most fishermen as “Quieto” (Still) however, its real name is creek “Parthenon”, or so I’ve been commented at some point by that great fisherman from Neuquén: Efrain “Tornillo” (Screw) Castro.

Returning to the subject of the “Quieto”, it isn’t in itself a course of water but rather an arm of the main river with very different properties. The bed is consisted mainly of slime though there are some sectors of, generally slim, gravel. Many water plants work as shelters to the big browns, mainly when they are snared to our hooks, resulting in many cuts and frustrations in us fishermen. Fishing done with big dry flies both at sunrise and dusk can be very rewarding, it’s highly recommended.

As we’ve previously mentioned, the main river gives birth to the lake Nuevo and it’s an excellent place to fish. At the beginning, and if there’s a lot of water, it’s difficult to gain access to the mouth because of the presence of a reed bed barrier. However, it’s possible to obtain good trout if you manage to get to it, a belly boat is an alluring and productive option but caution must be exercised. A good possibility comes from fishing without stepping in the water, which means throwing from afar towards the border of the water that exists between the coast and the reed bed; it’s a good spot that is eventually very visited by good trout that seek food.

After its beginning, the river is fishable until 500 meters (1650 feet) down. Afterwards the coasts are suddenly deep which, couple with the abundant vegetation; make the access increasingly difficult and transiting through the shore is extremely complicated. However, alongside the path that borders the stream, there are some accesses that aren’t impossible. By Tornillo’s own words: “…Whoever manages to reach the river through them and land a fly, will have the opportunity to fish at semi-virgin locations and the bite – believe me- guaranteed”.

At the place named “La Angostura” some 6 o 7 kms. (9.6 or 11.2 miles) from its outlet to the Lake, the river is once again accessible to fishermen. It’s recognizable by the thinning at the vale made by the north side of the hill “Los Cerrillos” that reaches almost to the margin of the river. There’s a great cliff there, from its top you can see the trout not only at the bottom but, also, up and downstream. The river can be accessed from that position and walk it upstream for a good stretch. About 200 meters (660 feet) downstream there’s a slide followed by a right turn and a flat. These are good fishing spots as well. Continuing the walk towards the lake, the course is divided in arms that are mostly fordable and possess many geographical features which work as refuges for the fishes. It’s an excellent place to do fine fishing. Afterwards there’s a much frequented spot named “Vado de las Escopetas” (“Shotgun’s Crossing”). Coming from the lake Filo Hua Hum (with permission granted by the owners of the land) it’s possible to reach with a vehicle; preferably SUVs with sufficient height from the ground (wheel drive is not a necessary requirement).

 

After the crossing, the river has very similar characteristics until the outlet, but it becomes very particular at the last 1500 meters (4950 feet) of its course that becomes full meanders that give way to deeper holes, faster slides, more profound ravines, and whitewater stones. The outlet to the lake can be crossed even when the season commences when the water flow is at its peak. It generally spreads into 3 well marked arms. It comes to attention that many trout remain in the last few meters of the river without retreating to the bank of the lake; only after consciously fishing in this section can you walk to the bank to fish in the deep zone.

Entomology

It’s usual to observe at the beginning of the season hatches of bright colored Caddis (yellow, cream) of small sizes (hooks #16/14) at the Quieto. As the season moves on, these hatches take place earlier. At the rapid wares and the outlet of the main river there are caddisflies and stoneflies, the latter from the Antarctoperlarian family such as the Austroperlidae and Gripopterygidae. There’s also a good size of mayflies, generally from the Leptophlebiidae family of mid-size such as Meridialaris and even larger still the Penaphlebias. Other insects present at the course are the Odonates and stoneflies.

The food supply is completed with pancoras and snails that enter the main course as well as the Quieto from the lake, pueyens and young trout can also be found.

 

Techniques and gear

Both the main course and the Quieto can be fished with rods #4 or #5 and float lines, for the holes it’s convenient to carry a fast sinking line or a shooting taper. For the Quieto, and especially at the last hour, I’ve found a great satisfaction using dry ones such as the bomber, Chernobyl ant, Madam X or the tarantula. During the day, the still water and the clearness make a careful, and usually a small fly (e.g.: seredipity, soft hackle of various colors, prince and dries of the elk caddis or Goddard caddis kind), approach a must.

How to get there

Leaving from SMA (San Martin de los Andes) through the national route 234 (RN234) towards VLA (Villa La Angostura) after 30 kms (48 miles) or so. You reach the bridge that crosses over the river Hermoso, make a left turn to provincial route 63 (RP63) bordering the lake first and the river Meliquina second. Passing the bridge over the FHH East you make a right turn and take a patch that borders the river and then the lake Filo Hua Hum (you can find a camping site with a supply shop here), follow the road until you reach the residence Tres Lagos. Once there you will find on the right the access to the mouth and, following that road (Remember to ask for permission first), you arrive to the Vado de las Escopetas (Shotgun’s Crossing). Counting from San Martin de los Andes it’s roughly 50 kms (80 miles).

Héctor Gugliermo

hgugliermo@pescandolaargentina.com.ar

Photos: Enrique Saavedra y Héctor Gugliermo

 

 

 

 

may 01 2015

La Tapera – Región de Aysén – Chile

La última parte del viaje comenzó el martes al salir de Puerto Cisnes hacia el pueblito de La Tapera. Salimos con las armas listas: wader y botas de vadeo puestas, cañas y chalecos a mano, el resto del equipaje bien estibado en el buen baúl de la camioneta.

Primer parada “Piedra del gato”, un espectacular sector del río Cisnes encajonado y tachonado de grandes piedras que provocaban un par de saltos no muy altos pero de una enorme caudal de aguas blancas y bulliciosas. Difícil de creer que los grandes salmones pueden pasar esa fuerza incontenible pero es así, no solamente saltan esos accidentes del río sino que siguen navegando corriente en contra por muchos kilómetros más, como pudimos comprobarlo más adelante.

Nuestra primera parada para pescar no resultó ser la mejor. El lugar prometía mucho, el río discurría lentamente a pocos metros del camino y sus pozones y correderas se sucedían ininterrumpidamente con aguas claras y poco profundas. Pero prácticamente no tuvimos piques en las dos horas largas en que estuvimos pescando. No solamente los peces no tomaban nuestras moscas sino que tampoco vimos ningún tipo de actividad así que aprovechamos para almorzar y continuar viaje hacia otro sector del río que por supuesto conocían Fabian y Javier G.

Llegamos a un tramo más cercano a La Tapera, mis amigos fueron a pedir permiso al dueño de las tierras por las que discurría el río, ya lo conocían de otras veces y sabían que al hombre le gusta que los pescadores le soliciten su permiso para pasar. Aquí tuvimos que caminar varios cientos de metros pero finalmente llegamos a un tramo distinto, nos recibió una especie de laguna frente a un farallón en un recodo del río y a pesar de los variados intentos no pudimos tentar a ninguna trucha, pero no desesperamos y la suerte comenzó a virar hacia nuestro lado al caminar río abajo. Perdí una hermosa marrón en un pequeño pozo pero luego obtuve tres lindas unos metros más abajo. Mis compañeros también comenzaron a pescar y los piques se sucedían sin merma. Finalmente el río Cisnes en su parte media nos recompensaba por nuestra abnegación y fe inquebrantable.

Marrón del Cisnes

Marrón del Cisnes

Promediando la tarde y para cumplir con mi costumbre de caminar el río continué aguas abajo durante un buen trecho, encontré un sector plano con el agua corriendo suavemente, más profundo del lado externo de la curva y con gran actividad de pequeñas truchas, en un rato obtuve seis marrones de no más de veinte centímetros y si bien observé movimientos de truchas más grandes no tuve la suerte de capturar ninguna. Volví sobre mis pasos a avisarle a mis amigos del lugar que había encontrado, más tarde la actividad había cesado sin embargo el aviso sirvió para que Javier G. siguiera un tramo más y hallara un cardumen de salmones de muy buen tamaño, pinchó dos, uno de los cuales se desprendió y el otro lo dejó ir el luego de varios minutos de pelea al comprobar que estaba ya muy deteriorado. No volvió a avisarnos de este hallazgo porque el atardecer lo sorprendió en plena pelea y no había más tiempo. Una suerte y un premio para el por haber continuado recorriendo el río, una pena para el resto que nos quedamos con las ganas de ver y pinchar a estos verdaderos colosos del agua. Por suerte quedó registrado un video en la pequeña action camera que nuestro amigo llevaba adosada en su gorra.

Ya de noche llegamos a nuestro destino, el acogedor lugar que Virma y Aníbal tienen en su casa de La Tapera para alojar pescadores y familias. Rápidamente desempacamos, nos duchamos y a disfrutar de la comida casera y de la conversación con los anfitriones. Previamente hicimos un paseo hasta la plaza del pueblo para “colgarnos” de la WIFI del colegio ya que no hay teléfonos fijos y tampoco señal de telefonía celular. Sentados en la mesa descubrimos las marcas del sol en nuestros rostros que demostraban inequívocamente el benigno tiempo que nos tocó en suerte y disimulaban en parte el cansancio acumulado. Nos fuimos a dormir temprano porque el día siguiente nos tocaba en suerte el río Cáseres.

Cena en La Tapera

Cena en La Tapera

El miércoles amaneció como toda la semana, otro día de sol radiante y altas temperaturas, inusual para la zona y para la fecha, una semana de comenzado en el otoño. Esta vez el viaje fue corto, apenas unos pocos minutos y ya estábamos disfrutando del paisaje y de la proximidad a otra jornada de pesca. Tuvimos alguna dificultad para llegar al agua, en esta zona el río corre dentro de un profundo barranco y nosotros estábamos en la parte superior lo que implicaba una bajada empinada de muchos metros o continuar caminando hasta encontrar una menor pendiente, más acorde a los años que algunos de los integrantes de la excursión debemos llevar sobre nuestras espaldas y con menor riesgo para nuestra integridad física. Finalmente conseguimos bajar y comenzamos a pescar.

Phillipe y Héctor en el Cáceres

Phillipe y Héctor en el Cáceres

Una buena jornada aunque dura. Yo pude obtener unas cuantas capturas pero caminé varios kilómetros. Los piques eran esporádicos y solo se daba en ciertos sectores, generalmente con sombra y vegetación costera. Grandes extensiones de agua con el sol a pleno no otorgaban posibilidades y las condiciones ideales se encontraban muy espaciadas. De todas maneras todos obtuvimos algunas capturas aunque el premio mayor llegaría por la noche: Un cordero al asador nos esperaba en la cabaña.

Javier del Castillo Fabián Tava y Javier Gutierrez (y el cordero)

Javier del Castillo Fabián Tava y Javier Gutierrez (y el cordero)

Esa noche, la última en territorio chileno fue memorable. El cordero asándose bajo la hipnótica luz de los leños encendidos, la charla sobre pesca, sobre el viaje, sobre la vida en esa región. Un vaso de buen vino en la mano y que más, solo agradecer de estar disfrutando del momento.

La sobremesa fue larga, quedaron como mudas víctimas de la misma varias botellas de cerveza negra que Javier G. había comprado en Puerto Cisnes para llevarse a su casa pero que donó a la causa de la amistad. Tampoco sobrevivió la botella de whisky ahumado que el otro Javier trajo de Francia.

Marrón del Cisnes

Marrón del Cisnes

El jueves, lo más temprano que pudimos, partimos para pescar las nacientes del río Cisnes y luego cruzar la frontera para dar por terminado el viaje de pesca. El lugar elegido por Fabián y Javier G. fue sorprendente, un río totalmente distinto, bajo, aguas muy lentas por momentos y unas preocupantes algas que para mí es el odiado Didymo. De todas maneras la pesca fue buena, la mayoría estuvimos entre las 3 y 4 capturas aunque Fabián nos dio una verdadera lección de cómo pescar ese lugar con más de una docena de buenas marrones.

Por la tarde partimos temprano, hicimos el trámite de aduana sin problemas tanto del lado chileno como del argentino y esa noche dormimos en un lujoso hotel de Sarmiento, a pocos kilómetros de Comodoro Rivadavia donde al día siguiente tomaríamos el avión hacia Buenos Aires.

El grupo completo en aeropuerto de Comodoro Rivadavia

El grupo completo en aeropuerto de Comodoro Rivadavia

Un viaje espectacular con la pesca como excusa y el clima como marco perfecto a una obra de arte. Solo resta agradecer por todo lo vivido, nunca se olvidan estas cosas, los pescadores saben a que me refiero.

Héctor Gugliermo

www.pescandolaargentina.com.ar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

abr 13 2015

Puerto Cisnes – Región de Aysén – Chile

Si bien salimos temprano del lago Carlota, el viaje hasta Puerto Cisnes era largo y además teníamos un inconveniente adicional: el combustible de la camioneta no alcanzaba para llegar a destino. Este inconveniente del combustible era un riesgo calculado fundamentalmente porque cuando quisimos cargar por la mañana temprano en Alto Río Senguer la única estación de servicios del pueblo estaba cerrada. También, ¿a quién se le ocurre pasar antes de las 9 de la mañana de un sábado?

Entonces ingresamos en el pueblo de La Tapera, para tratar de conseguir el preciado gasoil como para aprovechar y confirmarle a Aníbal que cuatro días después pasaríamos por allí y nos quedaríamos en su casa por dos días. En La Tapera no hay estaciones de servicio ya que el pueblo cuenta con muy pocos habitantes, pero siempre hay alguien que tiene guardado y de vez en cuando hace algún negocio vendiéndoselo a desprevenidos visitantes que se quedan cortos. En Chile el combustible es más caro que en Argentina, prácticamente el doble y los veinte litros que conseguimos nos costó el doble de lo que se vende en Chile, hagan Uds. sus cálculos y tomen sus recaudos para cuando se den una vuelta por aquí.

En la puerta de la hosteria

En la puerta de la hosteria

El viaje hasta Puerto Cisnes continuó de noche pero el excelente estado y señalización de la ruta hizo que fuera placentero. Llegamos pasadas las 22 hs. pero no hubo inconvenientes en el ingreso a la hostería Lafquén Antú ya que su dueña Marisol nos estaba esperando. Solo un pequeño detalle, tuvimos que ingresar por la puerta de atrás ya que esa noche había recital en el salón comedor y estaba lleno de gente. A nosotros con waders y botas de vadeo puestas nos pareció un poco fuerte pasar por la entrada principal y delante de tanta gente.

Desde el momento en que llegamos nos sentimos cómodos: nos llevaron la cena al primer piso que era donde estaban nuestras habitaciones y yo para demostrar mi dominio de la tecnología reinicié el modem para restablecer el servicio de wifi que no funcionaba, además de no obtener un buen resultado desconecté (sin querer) la señal de televisión que no pude reconectar pese a  mi empeño y a la severa mirada de un pasajero chileno que se quedó con las ganas de ver el final de un programa.

El día siguiente era el primero de pesca en la zona y Javier G estaba preocupado por Claudio, el dueño de la lancha que nos llevaría al río Uspallante. El año anterior tuvo algunos inconvenientes de comunicación y no quería que se repitieran, por consiguiente estuvo intentando comunicarse telefónicamente, cosa que logró casi a la madrugada, recién en ese momento pudo ir a dormir tranquilo.

Claudio saliendo del puerto hacia el río Uspallante

Claudio saliendo del puerto hacia el río Uspallante

A las ocho de la mañana, luego de un buen desayuno en la hostería, partimos hacia el puerto donde Claudio nos esperaba en su cómoda lancha para llevarnos a la desembocadura del río Uspallante. Bellísimo viaje entre los fiordos, para mí que era mi primera experiencia de pesca en esa zona el contraste con la Patagonia Argentina me asombró y deslumbró. En el trayecto de una hora y media pudimos observar una gran cantidad de salmoneras, quizás la fuente de ingresos más importante de la zona. Una gran variedad de aves, lobos marinos y hasta un par de escurridizas toninas que apenas se dejaron ver constituyeron otras fuentes de diversión e hicieron que el viaje de ida se hiciera más corto.

Llegamos a la desembocadura con la bajamar por lo que la misma no difería demasiado de otras que conozco, quizás más troncos hundidos, nada para destacar. De todas maneras Claudio nos avisó, fundamentalmente a los novatos, sobre las mareas y lo mucho que cambia esa boca en pleamar. Los expertos Fabián y Javier G armaron sus equipos rápidamente y se dirigieron a pescar, el resto nos tomamos nuestro tiempo para descubrir el lugar, tomar fotos, prepara el equipo y admirar la velocidad con que Fabián obtuvo dos salmoncitos en esos escasos minutos.

La marron plateada de Philippe

La marrón plateada de Philippe

Tenía muchas expectativas con este río, aquí hay salmones de varios tipos, truchas marrones y arco iris que son anádromas por lo cual una gran captura siempre es esperable. Lamentablemente para mí eso no ocurrió y solo una marrón plateada de 53 cms. y un salmón de similar tamaño fueron las piezas más destacadas entre los 5 pescadores de la excursión. Todos coincidimos en que no fue lo que esperábamos, Fabián y Javier G nos hablaron de lo mucho mejor que fue el año anterior, sin embargo el clima fue perfecto y la altura del río normal. Bueno, a veces las cosas no salen como uno quiere. Yo solamente pesqué dos pequeños salmones aunque tuve un par de piques violentos que no pude concretar y quizás alguna buena pieza estuvo a punto de ser retratada por mi cámara.

El salmón fue cocido por Claudio con aceite de oliva y limón en el horno a gas que tiene adaptado en su lancha. Un pequeño lujo culinario que disfrutamos enormemente.

Por la tarde volvimos observando colonias de lobos marinos asoleándose en grandes piedras así como un gran grupo de aves marinas que se asustaron y remontaron vuelo a nuestro paso. El ingreso a Puerto Cisnes lo hicimos desde el arroyo de las truchas, llamado así cuando esos peces dominaban el lugar y los lobos marinos aún no habían sido atraídos por la industria del salmón que todavía no existía. Hermoso atardecer y una bella excursión.

Una de tantas colonias de lobos marinos

Una de tantas colonias de lobos marinos

Por la noche en la hostería descubrimos la cerveza negra Finisterra, una exquisitez para disfrutar mientras esperábamos la cena. El congrio a la plancha estuvo excelente así como el helado y el remate del capuchino tricolor.

Al día siguiente iríamos a remontar el río Cisnes y llegar hasta el lago Escondido, para ello Claudio subcontrató a un baqueano ya que deberíamos subir unos rápidos que él nunca había transitado. Además de pesca agregamos turismo aventura, ¿qué más podíamos pedir?.

El lunes no empezó bien, por alguna razón que no alcanzamos a comprender Claudio desapareció  y no estuvo como el día anterior a la hora indicada. Finalmente luego de algunos nervios y una espera prolongada llegó y la aventura dio comienzo.

Salmón del Cisnes

Salmón del Cisnes

El río Cisnes desemboca muy cerca del puerto y su desembocadura es un gran estuario con muchos troncos hundidos que hacen necesario tomar recaudos aun cuando el ancho del río es de varios cientos de metros en ese lugar. Navegamos admirando el paisaje, lentamente el río comenzó a angostarse y a adquirir mayor velocidad. Nuestra primera parada se hizo por necesidad ya que una serie de troncos y piedras creaban unos rápidos que intimidaban aunque no eran los que debíamos pasar con el baqueano. Pescamos un buen rato esperando que el mar hiciera lo suyo y el río creciera haciendo que los rápidos desaparecieran. La pesca de este rato estuvo floja, yo obtuve un salmón pequeño y una marrón aún más chica, el “guía” Fabián sacó varias y el resto tuvo resultados parecidos al mío. Javier G vio saltar algunos salmones Coho grandes y colorados y se dedicó a tirarles con todo lo que tenía pero solo obtuvo una marrón mediana. Cuando la marea hizo su trabajo volvimos a subir a la lancha y continuamos viaje hasta un par de cientos de metros antes de los rápidos difíciles, allí el río dobla hacia la izquierda y los rápidos son el comienzo del lago Escondido, en ese lugar pescamos hasta que llegó el baqueano. Pescamos es una forma de decir, mojamos y cambiamos moscas, el único que obtuvo una arco iris anádroma fue Philippe. No era grande pero era algo.

Luego de conferenciar por largo rato Claudio y el baqueano decidieron subir los rápidos solos en sus respectivas embarcaciones, nosotros tuvimos que ir por una senda bastante difícil e intrincada  pero al menos seríamos espectadores de lujo. Ambos embarcaciones pasaron bien, el baqueano sin novedad y Claudio con alguna dificultad debido a su falta de conocimientos sobre este accidente del río. Cuando pasó levantó los brazos festejando, como si hubiera hecho un gol en las eliminatorias para el mundial. Todo quedó inmortalizado en video.

Negociando los rápidos

Negociando los rápidos

Continuamos viaje por el lago disfrutando del paisaje pero lo mejor estaba por llegar: la desembocadura de un río (no recuerdo su nombre) que se desmembraba en varios brazos y cuyas aguas blancas caían estrepitosamente al lago. El lugar prometía mucho, es decir, he visto y pescado muchas caídas de agua en lagos en la Patagonia Argentina y son lugares muy productivos, las truchas se disponen en los pozos profundos y esperan que el agua de los ríos que desembocan les lleven la comida, he tenido pescas memorables con ninfas en lugares muy parecidos a estos. Aquí no tuve un solo pique, no solamente yo sino ninguno de los cinco. Raro, muy raro pero Claudio nos dio una explicación que puede ser real: los lobos marinos. No vimos ninguno pero tampoco truchas.

Pozones cerca del lago escondido

Pozones cerca del lago escondido

Una anécdota ahora risueña pero que en el momento no me pareció tan graciosa fue que el baqueano nos llevó por una senda bastante cerrada de vegetación hasta un lugar donde unas tremendas piedras hacían de marco a uno de los brazos del río donde discurrían enormes pozones sugerentes de grandes piezas. Ante una pregunta de si llevaba el machete para abrir camino ante lo cerrado de la vegetación nos contestó que no, que lo llevaba por precaución puesto que a veces por allí solían merodear “leoncitos” (pumas). El hecho gracioso estuvo en que nos llevó hasta el lugar de los grandes pozos y se fue llevándose el machete. Además de no pescar nada tuvimos que volver por dentro del río que tenía una correntada importante. No fuera cosa que apareciera “un leoncito” y tuviéramos que defendernos con la punta de la caña.

Lo mejor de esta segunda jornada fue la picada y la botella de champagne que nos tomamos antes de emprender el regreso. Pasamos un excelente día aunque la pesca estuvo escasa.

El grupo en el Lago Escondido

El grupo en el Lago Escondido

Esa noche tuvimos otra cena y sobremesa espectacular aunque la Finisterra llegó tarde y un poco caliente. Todos mis amigos fumaban puros, yo hace muchos años que no fumo más pero de todas maneras disfruté de verlos a ellos tan contentos. Javier DC trajo un whisky ahumado cuyo sabor aún perdura en mis recuerdos, ese dorado líquido también acompañaba las charlas después de cenar y a diferencia de los habanos, no solamente disfruté de verlos tomar.

Al día siguiente partimos para La Tapera, pescaríamos el Cisne Medio, el Cáceres y las nacientes del Cisne, pero esa será la última historia.

N del A: Quiero destacar la excelente predisposición de Fabián y Javier G. para solucionar los múltiples inconvenientes de la camioneta que alquilamos. La gente de la agencia de turismo de Comodoro Rivadavia se portó mal y nos alquiló una camioneta que no tenía el mantenimiento adecuado para la exigencia que le depararía el viaje. Mis dos amigos pusieron todos sus conocimientos y buena voluntad para que este problema solo sea un recuerdo agridulce.

Héctor Gugliermo

abr 04 2015

Lago Carlota – Región de Aysén – Chile

Estuve en Chile un par de veces pero siempre por trabajo y en Santiago que es como decir Buenos Aires, uno conoce Buenos Aires y no conoce Argentina, lo mismo pasa con Chile.

Era mi primera vez como pescador de mosca y tenía muchas expectativas, fundamentalmente porque mis amigos Fabián y Javier G. se encargaron de atizar el fuego de las ganas con relatos y fotos que ponían los pelos de punta al más tranquilo pescador.

Nosotros fuimos desde Comodoro Rivadavia pero también se puede ir desde Esquel -Río Pico, ambas rutas convergen en el paso Río Frias – Appeleg (ruta X25 en Chile). Lo menciono porque hay alternativas y es bueno que se sepan. Lo que es absolutamente imprescindible para ir a este lago es una camioneta doble tracción. Son solo 12 kilómetros pero el camino está muy deteriorado y además hay que pasar varios vados que dependiendo de la época del año llevan mucha agua. Un auto convencional muy probablemente no llegaría o al menos se dañaría lo que haría que la excursión no fuera todo lo placentera que se merece.

La entrada a la reserva donde se encuentra el lago está a menos de 40 kilómetros de la frontera entre los dos paises así que se puede ir y volver en el día aunque no lo recomiendo, seguir subiendo y pescar en inmediaciones del pueblo La Tapera es otra experiencia fenomenal de pesca. Aquel que esté pensando en grandes salmones le digo que por esta zona es difícil, en el Lago Carlota olvídense porque es un lago encerrado, en los ríos cercanos a La Tapera también es difícil, el río Cisnes es el que cuenta con mayores posibilidades pero en esta zona se está muy alejado del mar y el río se hace pequeño.

Volviendo al Carlota, la entrada no está señalizada, una vez ingresados a Chile (no olviden de chequear la documentación necesaria) es una tranquera a mano derecha que en sus primeros tramos va bordeando un alambrado, son todas las señas que por ahora puedo darles, trataré de conseguir los datos de GPS.

 Aproximadamente a mitad de camino hacia el lago hay un puesto de guarda parques quienes podrán venderles los permisos, nosotros no los encontramos, ni a la ida ni a la vuelta.

Al lago se llega por una de sus cabeceras y hay una hermosa playa de arena volcánica aunque según comentarios de mis compañeros ya baqueanos en la pesca de este lago, esa playa está muy expuesta a los vientos y entonces prefieren seguir hasta pasar la mitad del lago donde se está más al reparo del enemigo de los mosqueros.

 El lago está encerrado, es decir que no tiene ríos que aporten agua, alimento y peces, solo agua de manantiales subterráneos, lluvias y chorrillos de deshielo aportan lo necesario como para que la vida acuática sea abundante. Aquí se pueden pescar truchas marrones (farios) y salmones pequeños de hasta unos dos kilos. La variedad de los salmones así como su origen son un misterio plagado de leyendas rurales: que los pájaros, que una partida de huevas que llegó por aire en un avión extraviado, que pobladores antiguos, etc. lo cierto es que hay peces en cantidad.

Pescando en el lago Carlota

Pescando en el lago Carlota

La técnica de pesca más efectiva fue usar una línea de hundimiento rápido del tipo teeny con una caña para línea #5 (150 grains está bien), y streamers preferentemente oscuros. Sin embargo una línea de flote con líder largo y mosca lastrada (ninfas) también rindió sus frutos, en mi caso un scud en anzuelo #16 me dio buenos resultados. También hubo quienes probaron con mosca seca y los resultados fueron muy escasos.

Como dije antes, la población de salmónidos es muy grande y sin temor a exagerar estimo en más de 50 capturas entre los cinco integrantes de la excursión y en un lapso de unas 4 horas de pesca. También fue notable la cantidad de piques errados o truchas desprendidas, el uso de anzuelos sin rebaba trae aparejados este tipo de inconvenientes no obstante a lo largo de la jornada el balance fue muy positivo.

Javier Gutierrez Lago Carlota

Javier Gutierrez Lago Carlota

La salida la emprendimos temprano, dado lo malo del camino no queríamos que la noche nos tomara antes de volver a la ruta y además el viaje hasta Puerto Cisnes era largo.

El primer día de pesca en nuestra excursión no pudo ser mejor, sin embargo nos quedaban cinco días más de aventuras en tierras chilenas. Continuará.

Héctor

Si quieren ver un par de videos sobre la pesca en el Lago Carlota pueden hacer clic aquí:

may 06 2014

Adonde ir – Río Chimehuín (Spanish and english version)

Existen controversias respecto al significado de la palabra “Chimehuín” algunos aseguran que es un vocablo araucano emparentado con un animal mitológico similar a un gato; otros piensan que es una palabra mapuche cuyo significado es “Cerro con puntillas”.  Como sea, en lo que todos están de acuerdo es que este es un río extraordinario cuya fama trascendió más allá de las fronteras de la República Argentina y motivó que muchos grandes pescadores de todo el mundo vinieran a probar suerte en sus aguas.

Vista parcial de la boca del Chimehuín y el lago Huechulafquen

Vista parcial de la boca del Chimehuín y el lago Huechulafquen

Con una longitud de 65 km. y un caudal promedio de 70 metros cúbicos por segundo este gran río nace como el desagüe principal del lago Huechulafquen (39º 47′ 51″ S 71º 12′ 42″ O)  y desemboca en el también magnífico río Collón Curá (40º 03′ 44″ S 70º 48′ 59″ O). En su parte media recibe el aporte de los ríos Curruhué y  Quilquihue quienes a su vez desaguan a los lagos Curruhué y Lolog respectivamente.

Como ningún otro río, el Chumehuín ha sido uno de los principales testigo de la historia de la pesca con mosca en nuestro país. Así fue que atraídos por su fama de gran pesquero y las grandes marrones que solían capturarse en su boca, visitaron este templo  famosos pescadores americanos y europeos entre los que se destacaron Joe Brooks, Billy Pate y Ernest Schwiebert mientras que los pescadores locales como José E. Anchorena, Jorge Donovan, Eliseo Fernandez y otros hicieron las veces de anfitriones y compañeros de pesca y aventuras. “Tan famoso como el Test y el Itchen en Inglaterra, el Au Sable de Michigan, el Letort de Pensilvania, el Bearverkill de Nueva York, el Yellowstone, el Madison de Montana, el Deschutes, el Umpqua de Oregon…” así lo describía en su tiempo Jorge Donovan, el primer presidente de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca.

Su conformación es típica de los ríos de montaña con la conocida estructura corredera – pozón, pero el cambiante ambiente por el que discurre hace de su anatomía una forma particularmente compleja. En su recorrido tenemos larguísimas correderas, altos barrancos con pozones muy profundos, remansos y pequeños brazos, todo esto posibilita que las formas de pescarlo sean muy variadas y su aprendizaje y depuración un constante desafío; de utilizar en un momento grandes streamers y líneas pesadas debemos pasar a equipos más sutiles y ninfas o diminutas moscas secas en otro.

Sus costas están mayoritariamente pobladas de sauces, ñires y michay, esto dificulta la pesca más aún cuando el río se presenta crecido como generalmente ocurre en la apertura de cada nueva temporada.

La población de salmónidos estables está conformada mayoritariamente por truchas arco iris (Oncorhynchus mykiss – Salmo Gairdneri) y marrones (Salmo Trutta – Salmo Fario), de vez en cuando se pueden capturar ejemplares de salmón encerrado (Salmo Salar Sebago – Landlocked Salmon) cuyo origen algunos atribuyen al lago Curruhué Grande y que han pasado vía Laguna Verde y Río Escorial hasta los Lagos Huechulafquen y Epulafquen. En los últimos años el CEAN (Centro de ecología aplicada del Neuquén) ha sembrado salmones a todo lo largo del río con buenos resultados, un lugar de desove detectado por técnicos y biólogos se encuentra frente al camping en la ciudad de Junín de los Andes y otro en el arroyo San Pedro, un afluente del lago Huechulafquen.

Los portes más comunes en la población de salmónidos varía entre los 500 gr. a 2,5-3,00 kg. aunque principalmente en la Boca y en determinadas épocas del año y gracias a las migraciones pueden capturarse ejemplares mayores, con preponderancia de la variedad de
trucha marrón.

Para una mejor descripción del entorno dividiremos al río en tres sectores bien definidos:

a) La Boca (embocadura) desde el lago Huechulafquen hasta el sector denominado “Garganta del Diablo”.

b) Chimehuín arriba desde la Garganta del Diablo hasta la ciudad de Junín de los Andes

c) Desde la ciudad de Junín de los Andes hasta su desembocadura en el río Collón Curá.

a) La Boca

Tanta fama ganó este sector del río que prácticamente cada piedra, cada pozo, cada accidente geográfico tiene un nombre y una anécdota. Para una mejor descripción del lugar adjuntamos un croquis realizado por nosotros en el año 2000.

 

Boca del Río Chimehuín - Parte 1

Boca del Río Chimehuín – Parte 1

 

Boca del Río Chimehuín - Parte 2

Boca del Río Chimehuín – Parte 2

Todo este sector es “zona preferencial de pesca” y necesita permiso adicional. Por favor consultar el reglamento de pesca continental patagónico para mayor información.

A continuación hacemos una rápida descripción de las referencias marcadas:

  • Las tetas de Billy Pate (1) (Billy Pate’s tits) . Son dos rocas redondeadas ubicadas en la margen sur dentro del lago. Se las denominó de esa manera debido a un inolvidable mes de febrero cuando este famoso pescador americano capturó una gran cantidad de truchas y convirtió el lugar en su favorito.

  • La piedra de Charles Radziwill (2). Lugar preferido de este príncipe polaco, gran amigo de Anchorena y Donovan.

  • La piedra de Eliseo(3). Lugar favorito de Eliseo Fernández, gran pescador originario de Galicia, España, quien al igual que Radziwill decidieron vivir y pescar en la Argentina.

  • La plataforma de Chiche Aracena(4). Lugar favorito de este otro gran pescador argentino y su camino de acceso.

  • El Chupón o cajón(5). Es una gran aceleración del agua que ingresa del lago debido al poco espacio que dejan las plataformas rocosas norte y sur. Este lugar está formado por el “run corto”, el “cajón” y el “run largo”.

  • El pozón de los giles(6). Originalmente denominado así porque la combinación de profundidad y facilidad para el casteo lo hacían el lugar favorito para intentar suerte por todo aquel que visitaba el lugar por primera vez. Sin embargo y con el correr de los años, este lugar ha demostrado que también puede deparar grandes satisfacciones ya que es probablemente el primer lugar de parada de las grandes marrones migratorias al iniciar su camino hacia los lugares de reproducción.

  • El tranvía(7). Es una gran piedra donde suelen guarecerse grandes marrones. Sus aristas filosas han provocado varios cortes en las líneas.

  • La curva(8) es el primer gran cambio de dirección del río y este lugar suele albergar buenas marrones. Aquí y en el siguiente accidente es necesario dominar ampliamente el roll-cast  ya que los arbustos de la costa hacen muy difícil el lanzamiento convencional.

  • El tronco(9). Es un tronco largo que suele albergar grandes truchas que buscan la seguridad de su refugio.

  • El Pool Chato(10)  y el (11) Pool del Picnic son dos pozones interesantes para pescar principalmente a final de temporada de igual manera que Los Ñires(12).

  •   “Marcovecchio”(13), un pozo donde -según cuenta la leyenda- suele guarecerse una descomunal trucha marrón bautizada con ese nombre propio. Luego la profundidad del río decrece notoriamente y pasa por debajo del puente en una sucesión de rápidos sin mayor atractivo para la pesca.

  • Pasado el puente el río tuerce en un ángulo casi recto hacia la derecha, allí se forma el “Pozón sagrado”(15), todo este sector se caracteriza por correr encajonado entre altas barrancas, casi la única técnica de lanzamiento posible es el roll cast.

  • “La Piedra de los 11″(15), famosa por ser el lugar donde el Bebe Anchorena sacó en el año 1961 una trucha marrón que acusó en la balanza once kilos exactos.

  • Luego vienen Los primeros bushes(16) y Los últimos bushes(17), lugar de parada habitual de los cardúmenes de marrones que ingresan al río en época de desove.

  • Por último La garganta del diablo(18), una angostura donde el río se acelera y emergen grandes piedras y donde termina esta recorrida por la boca del Río Chimehuín.

 

Joe Brooks y su captura más importante

 

b) Chimehuín arriba

Se conoce con este nombre al sector del río que se encuentra entre la Garganta del Diablo y la ciudad de Junín de los Andes. Muchos de los lugares más rendidores para la pesca se encuentran cerca de la ruta y salvo contados lugares, a todos ellos se puede acceder con relativa facilidad. El primer pozón de renombre es el conocido como “Las viudas”, lleva ese nombre porque en una curiosa jornada de buena pesca hace muchos años algunos pescadores obtuvieron solo machos y en el fondo del pool solo se podían observar hembras. Otros pozones rendidores son: El manzano, el tanque negro y las renombradas “Piedra del viento” y “Balsa Vieja”. Río abajo otros buenos lugares son: La herradura, Boca toma, San Ignacio, el CEAN y el Ladies Pool, ya casi llegando a la ciudad, dentro de esta tenemos el Pozón del cura y el camping. Desde Boca toma y hasta casi el punte sobre la ruta el sector se divide en varias islas y pequeños brazos, muy rendidores a principios de temporada pero cuya productividad decrece a medida que el agua baja. En la ciudad la presión de pesca ha hecho que sus lugares cercanos vean disminuida su población de truchas, no obstante a principios de temporada no es difícil obtener buenas capturas.

La Herradura

Tomando como referencia la entrada de la ruta que va hacia la boca desde la RN 234 recorremos aproximadamente 11 km. y a nuestra derecha podemos ver el río y su clásica forma de U o de herradura. Dejamos el auto sobre la ruta, y bajaremos hacia el río con mucho cuidado ya que es muy empinado. El suelo es arenoso. Luego de haber descendido hasta donde el terreno se hace plano, si el agua del río se encuentra alta encontraremos un pequeño brazo que no es permanente pero que si vamos en septiembre (prohibido pescar) estará lleno de truchas, las que podremos observar si nos movemos sigilosamente y nos escondemos en los arbustos que están en su costa. Si no lo esta simplemente caminaremos hacia el brazo principal del río y nos dirigiremos río arriba para pescar este antes que forme su primera curva.

c) Chimehuín abajo

Comprende el tramo del río desde la ciudad y hasta su desembocadura en el río Collón Curá. Se caracteriza por correr dentro de propiedades privadas muchas de las cuales lamentablemente no nos permiten acceder a los lugares de pesca. Los sitios de mayor productividad son: Los pozones del Curruhué, El Matadero, el camping de Toscas (Piedras) Blancas y el Basural (nuevo), luego la confluencia con el río Curruhué y la famosa y siempre rendidora Curva del Manzano. La Marquesa y la bajada del Quilquihue son los últimos lugares de acceso
libre, luego vienen otrora rendidores pesqueros pero hoy prácticamente sin acceso y reservados para aquellos que pueden pagar las tarifas que imponen los lodges privados: Puente negro, Mallín redondo, el Farallón, Puttkammer y la Confluencia.

El basural y los pozones del Curruhué

Desde la referencia del centro de la ciudad recorremos 3,0 km. hacia San Martín de los Andes y encontramos a mano izquierda una calle (la última antes del basural) que nos deja al borde mismo de un brazo del río Chimehuín luego de recorrer unos 600 mts., allí se puede dejar el auto y luego caminar río abajo hasta llegar al curso principal, en el camino pasaremos por un pequeño y rudimentario puente que une la margen por donde
transitamos con una isla habitada. Al llegar al curso principal nos encontraremos con un caudal importante y grandes piedras en el centro del río, es un buen lugar para intentar la pesca de grandes marrones que se guarecen detrás de esas piedras. Una vez pescado este sector, debemos seguir por una senda que copia el curso del río, a nuestra derecha encontraremos un alambrado y signos evidentes de basura, bolsas de nylon y otros desperdicios que se encuentran colgando del mismo, estamos atravesando los terrenos del basural
municipal de la ciudad de Junín de los Andes, este lugar puede pescarse aunque las posibilidades de pesca han disminuido bastante en los últimos tiempos; a unos 20 minutos de marcha el río dobla hacia la izquierda y una lengua de piedras parece dividirlo justamente en su centro, este lugar nos da la posibilidad de pescar ambas márgenes parándonos justamente en esa lengua, en verano este sector es ideal para pescar con imitaciones del gusano del sauce ya que las costas están plagadas de estas plantas y muchas truchas se posicionan debajo para alimentarse. Otros 20 minutos de caminata y llegamos a la confluencia con el río Curruhué y al sector denominado los pozones del Curruhué. Tanto los pozones que se encuentran antes de llegar al curso principal de este río que penetra con fuerza y doblando hacia la derecha en el Chimehuín, como la confluencia misma y el tramo siguiente son excelentes lugares de pesca. Si va en verano las últimas horas de la tarde suelen ser excelentes. Tenga en cuenta que la caminata es larga y debe pensar en la vuelta y que quizás debe hacerlo de noche.

Bajada del Quilquihue

Dejamos el auto debajo del puente carretero que cruza este río y comenzamos a pescarlo con equipos livianos y moscas secas o pequeñas ninfas, a unos 100 mts. aguas abajo del puente el río describe una curva hacia la derecha y las costas se presentas con abundante vegetación, mayoritariamente de sauces cuyas ramas rozan el agua y presentan magníficos lugares de sombra y cobertura para una gran población de truchas de pequeño y regular tamaño. También en este sector es común encontrarse con pequeños brazos que se separan del curso principal y que no tienen salida, allí la pesca con ninfas muy pequeñas puede resultar por demás interesante y si bien las capturas en general son de regular tamaño no debe extrañarnos la posibilidad de algún pez mayor que busca la tranquilidad de esas aguas para alimentarse y descansar.

Continuando nuestra bajada por el Quilquihue luego de otros 200 metros donde encontraremos un par de pozos de regular profundidad a nuestra derecha, veremos un pedrero y un pequeño brazo que se une al cauce principal, allí existe la  posibilidad de capturas de mayor tamaño. Llegando a la confluencia con el Chimehuín el río tuerce fuertemente hacia la derecha y una canaleta de buena profundidad se forma siguiendo la trayectoria del río, es un buen lugar que me ha dado algunas interesantes capturas.
Ya fundido con el Chimehuín solo nos resta vadearlo totalmente y pescar una gran curva hacia la izquierda con una sucesión de pockets y vegetación costera, aquí la posibilidad de una buena marrón está siempre latente, debemos dejar nuestro equipo sutil y cambiar por algo más pesado que nos permita mayores distancias y el lanzamiento de streamers. Terminada la pesca de esta curva y el flat posterior el río se divide en dos brazos al pasar por una isla, otra vez aquí la profundidad aumenta y las marrones están a la orden. Si seguimos
caminando podremos luego de unos 30 minutos de marcha arribar a otro histórico lugar conocido como Puente Negro. En este punto estaremos dentro de propiedades cuyos propietarios no permiten el paso hacia el río por sus tierras pero habiendo llegado por la costa no deberíamos tener problemas. Se sugiere volver por el mismo lugar que entramos que es público.

Confluencia Chimehuín – Collón Curá

A este lugar podemos llegas de tres maneras, flotando el Chimehuín, flotando el Collón Curá o ingresando a algún lodge cercano.

La entrada del Chimehuín en el Collón ha formado un enorme pozón y allí residen grandes truchas. La pesca en este sector es difícil debido a la profundidad y a la fuerza del agua que hace casi imposible que nuestras moscas profundicen hacia los lugares ideales. De todas maneras bajando de la embarcación sobre cualquiera de las márgenes del Chimehuín es posible acercarse casi hasta el borde mismo del veril y hacer nuestros lanzamientos a través de la corriente que como dije antes es muy fuerte en ese lugar. El uso de moscas muy
lastradas y líneas de hundimiento extra rápidas es quizás la única solución a este inconveniente. La margen del Collón Curá que recibe las aguas del Chimehuín también son lugares productivos y no deben descartarse de antemano.

Si caminamos aguas arriba por el Chimehuín a partir de su desembocadura, a unos 400 metros encontraremos dos brazos que se unen y una amplia y suave curva hacia la izquierda, es un muy buen lugar que nos ha dado excelentes pescados, continuando aguas arriba por el brazo principal las posibilidades de buena pesca se mantienen latentes y el uso de streamers y líneas de hundimiento rápido es lo más recomendable. Son lugares con poca presión de pesca y la población de salmónidos y percas es muy abundante.

El Colo de Carhue y su soberbia marrón de 8 kilos

El Colo de Carhue y su soberbia marrón de 8 kilos

Distancias

Desde San Martín de los Andes (estación de servicios de YPF) por la ruta nacional 234:
Aeropuerto Chapelco: 21,2 km.
Camino al Collón Curá: 26,5 km.
Bajada del Quilquihue: 27,3 km.
Curva del Manzano: 31,3 km.
Río Curruhue: 35,8 km.
El basural: 36,3 km.
Junín de los Andes: 39,8 km.

Desde Junín de los Andes (centro) por ruta nacional 234 y luego ruta provincial 61
Destacamento militar: 3,3 km.
Desvío ruta provincial 61 hacia lago Huechulafquen 3,8 km.

Desde inicio de ruta provincial 61
Entrada al CEAN 2,2 km.
Puente sobre arroyo 4,5 km.
Cabañas Sping Creek: 5,2 km.
San Ignacio: 6,6 km.
Propiedad de Bebe Anchorena: 7,0 km.
Puente sobre arroyo: 9,0 km.
La herradura: 11,0 km.
Puente sobre el río Chimehuín: 21 km.
Como llegar

Desde Buenos Aires por rutas diversas aproximadamente 1.600 km. En avión desde Aeroparque metropolitano hasta la ciudad de Neuquén y luego bus o automóvil, otros aeropuertos cercanos: Bariloche (200 km.) y San Martín de los Andes (50 km.).

English Version

 

River Chimehuin

There are controversies regarding the meaning of the word “Chimehuin”, some ascertain that it’s an Araucanian term related to a mythological animal similar to a cat; others say that it’s a Mapuche word which meaning is “mount with points”. Be that as it may, everyone agrees it’s an extraordinary river which fame went well beyond the borders of the Argentina and has moved many great fishermen from all over the globes to try their luck in it.

With a length of 65 km. and an average flow of 70 cubic meter per second, this great river is born as an outlet of the main lake Huechulafquen (39º 47′ 51″ S 71º 12′ 42″ W) and ends at the also magnificent river Collon Cura (40º 03′ 44″ S 70º 48′ 59″ W). At the middle of its course it receives an input from the rivers Curruhue and Quilquihue whom in turn drain the lakes Curruhue and Lolog respectively.

Like no other river, the Chimehuin has been one of the main witnesses of the fly-fishing history in our country. That was how, lured by its fame as a great fishing place and the big browns that used to be captured at its mouth, the great American and European fishermen such as Joe Brooks, Billy Pate and Ernest Schwiebert have visited this temple while their local counterparts like José E. Anchorena, Jorge Donovan, Eliseo Fernandez and others played the part of hosts and partners. “As famous as the Test and the Itchen back in England, the Au Sable from Michigan, the Letort of Pennsylvania, the Bearverkill of New York, the Yellowstone, the Madison from Montana, the Deschute, and the Umpqua from Oregon…” was how Jorge Donovan used to describe it back in the day, the first president of the Argentinian Fly Fishing Association.

Its conformation is typical of the mountain rivers with the renowned run-and-whole structure, but the changing environment makes its anatomy a particularly complex one. Along its course we have long sliders, high ravines with deep holes, backwaters and small arms, all of these allow for a variety of fishing techniques and a constant challenge while learning or depurating it; you go from using large streamers and heavy lines to more subtle gears like minute dry flies.

Its coasts are mainly consisted of willows and other types which difficult fishing, even more so when the river grows as it mainly happens at the beginning of each season.

The majority of the stable salmon population is rainbow trout (Oncorhynchus mykiss – Salmo Gairdneri) mixed with browns (Salmo Trutta – Salmo Fario); every now and then you can capture some landlocked salmon specimen (Salmo Salar Sebago – Landlocked Salmon) whose origin some attribute it to the Lake Curruhue Grande, stating they’ve gone through Laguna Verde and river Escorial until reaching the lakes Huechulafquen y Epulafquen. Over the last few years the CEAN (Center for Applied Ecology of Neuquén) has planted salmons along the river with good results, a breeding site detected by technicians and biologists can be found in front of the camping at the city of Junín de los Andes and another at creek San Pedro, a contributor to the lake Huechulafquen.

The average weight among the salmon populace varies between 500gr. up to 2.5-3.00 kg though mainly at the mouth and in certain times of the year, thanks for the migrations, you can catch even larger ones, even some of the brown trout variety.

In order to better describe it, we are going to divide the river in three well defined sectors:

  1. La Boca (the mouth) from the lake Huechulafquen until the sector named “Garganta del Diablo”

  2. Chimehuin upstream from “Garganta Del Diablo” to the city of Junín de los Andes.

  3. From the city of Junín de los Andes until the outlet to the river Collon Cura.

  1. La Boca

So much fame has this sector gained that almost every rock, well, geographical feature has a name and anecdote. For a better description of it we’ve added a sketch done by us over the year 2000.

All the area is a “preferential fishing zone” and needs additional permit. Please, check the rules regarding Patagonian continental fishing for further information.

In this part we are going to make a brief description of each marked reference:

  • Billy Pate’s tits (1): they are two round rocks located at the south margin inside the lake. They were named that way due to an unforgettable month of February when this famous American fisherman captured a great amount of trout, making it his favorite spot.

  • Charles Radziwill’s stone (2): a place preferred by this polish prince, a great friend of Anchorena and Donovan.

  • Eliseo’s rock (3): The favorite place of Eliseo Fernandez, a great fisherman from Galicia, Spain, who just like Radziwill, decided to live and fish in Argentina.

  • Chiche Aracena’s platform (4): The favorite spot and access way of another great Argentinean fisherman

  • The hickey or drawer (5): it’s a great acceleration of water that enters from the lake because of the reduced space left by the rocky platforms from the north and south. This place is made by the “short run”, the “drawer” and the “long run”.

  • Fools’ hole (6): originally named like that due to the combination of depth and east to perform the cast, it made it the ideal place to try for those visiting for the time. However, and as time went by, this place has demonstrated that it can provide great satisfactions since it’s the first stop for the big browns migrating to the breeding spots.

  • The tram (7): a great stone where big browns tend to shelter. Its sharp edges have ended in several line cuts.

  • The curve (8): it’s the first great change in the direction of the river; it tends to house a good amount of browns. Both here and in the next feature you need an ample domain of the roll-cast since the bushes at the shore make the conventional cast a difficult.

  • The log (9): it’s a long log that shelters big trout seeking the safety of its refuge.

  • The Flat pool (10) and The Picnic Pool (11): are two interesting wells to fish mainly at the end of the season, same goes for Los Ñires (12).

  • “Marcovecchio”(13): a hole where – as legend goes- an immense brown trout, baptized with that name, made its lair. After it, the depth of the river is reduced abruptly and goes under the bridge in a succession of rapids without any fishing attraction.

  • Sacred well (14): when you pass the bridge the river makes an almost 90 degrees turn to the right and there this well is formed, the whole sector is characterized by running caged among gullies. The, almost, only possible technique is roll cast.

  • “The rock of the 11” (15): famous for being the place where Bebe Anchorena pulled an 11-kilo brown trout back in 1961.

  • First (16) and Last (17) bushes: usual stopping place for the shoals of browns that enter the river during breeding season.

  • The Devil’s Throat (18): a narrow passage where the river accelerates and great rocks emerge, also where this run ends through the mouth of the River Chimehuin.

  1. Upstream Chimehuin

This name’s given to the sector of the river located between the Devil’s Throat and the city of Junín de los Andes. Many of the most fruitful places for fishing is located near the route and, saved for a few spots, all of them can be accessed relatively easy. The first well-known hole is named “Las Viudas” (The widows), given that name because in a curious day of fine fishing, many years ago, some fishermen got only males and could see at the bottom of the pool all the females. Other good ones are: the apple-tree, the black tank, and the widely-mentioned “Stone Wind” and “Old raft”. Continuing downstream you can find: The horseshoe, taken Mouth, San Ignacio, the CEAN and Ladies Pool. Almost reaching the city, inside it, we have the Priest’s Pool and the camping. From “taken mouth” and almost until the bridge on the route the sector is divided in various islands and small arms, incredibly good at the beginning of the season but the productivity decreases as the water lowers. The pressure of fishing has made the places near the city diminish in trout population; however, it’s not difficult to have great finds at the early stages of the season.

The Horseshoe

Taking the entrance of the route that goes from the national route to the mouth as reference, we travel approximately 11km. to see on our right the river and its classic U or horseshoe shape. We park at the road and go down to the river, carefully since it’s very steep and the floor is sandy. After you descend to the flat surface, if the water is high, we’ll find a small arm that isn’t permanent unless we go in September (no fishing) and it’s crawling with trout that we can observe if we move stealthily while hiding in the bushes found at their coast. If the water is low then we simply walk to the main arm and head upstream to fish in this sector before the first curve.

  1. Chimehuin downstream

 It’s made of the section of the river from the city until the outlet to the river Collon Cura. It mainly goes through the inside of private states many of which, regrettably, don’t allow access to the fishing locations. The sites with the most productivity are: Curruhue’s pools, The Slaughterhouse, Toscas’ camping, White (stones) and the (new) Dumpsite, after comes the junction with the river Curruhue and the always famous and fruitful Apple-tree’s Curve.

The Marquise and the slope of the Quilquihue are the last free access points, then come other fishing access but nowadays they are practically restricted and reserved to those that can afford the fees imposed by the private lodges: Black Bridge, Round “mallin”, the Cliff, Puttkammer and the Confluence.

The dumpsite and Curruhue’s pools

Taking the city center as reference, we travel 3km towards San Martin de los Andes and find on our left a road (the last one before the dumpsite) that takes us to the edge of an arm belonging to the river Chimehuin. After going for 600 meter you can park your car to later walk downstream until you reach the main course, on the way we will go through a small and improvised bridge that links the margin through which we transit to an inhabited island. Upon reaching the course we’ll find a major flow and huge rocks in the center of the river, it’s a great place to try your luck at some big browns that hide behind those rocks. Once you’re done with this part, you have to carry on through a path that follows the river’s course. To our right we’ll see a fence and evident signs of garbage, residue bags and other wastes hanging by it, you’ll be crossing the lands of the municipal dumpsite belonging to the city of Junín de los Andes. You are allowed to fish here but the possibilities have diminished considerably in the last years, if you walk some 20 minutes the river makes a left turn and a row of rocks seem to divide it right at its center; providing you the chance to fish both margins if you stand at the row, this sector is ideal to fish in summer if you use willow-worms imitations due to the abundance of trout found below the plants at the shores looking for food. Another 20 minutes walking will take you to the confluence with the rive Curruhue and the sector named Curruhue’s Pools. Both the pools, which are found before you reach the main course of this river that penetrates with force and turning to the right at the Chimehuin, and the confluence of them along the following part, are excellent fishing locations. If you go during the summer then the best hours are the final ones. Bare in mind that the walk is a long one, therefore you have to consider the return will probably be during the night.

Quilquihue’s descent

We leave the car below the road bridge that crosses this river and start fishing it with light gear and dry flies or small nymphs, about 100 meters downstream from the bridge the river describes a curve to the right and the shores show abundant vegetation, mostly willows which branches graze the water and present magnificent shadowed spots and shelter for a huge population of small and average trout. It’s also common to find in this sector some small arms that branch out from the main course with no exit, small nymph-fishing there can be particularly interesting and, although the usual catch is of average size, it shouldn’t come to a surprise to get some larger fish seeking the peacefulness of that water to feed and rest.

Continuing our descent through the Quilquihue, after another 200 meters where we find a couple of pools of average depth to our right, we’ll see a stone path and a small arm that joins the main course; you’ll get a better chance of larger catch there. Reaching the confluence with the Chimehuin the river makes a strong right-turn and a deep trough, that follows the river, is formed, it’s a good place that has given me some interesting finds.

Once merged with the Chimehuin all there’s left is to wade it completely and in a great curve to the left with a succession of pockets and coastal vegetation, in here the chance for a good brown is always latent, we must leave our subtle gear and switch it up for something heavier that allows for greater distances and casts with streamers. When you are done fishing in this curve and the following flat, the river divides itself in two arms when it goes through an island, once again the depth increases and so do the browns. If we keep going for 30 minutes we’ll arrive to another historical landmark known as Black Bridge. At this point we’ll be inside properties whose owners don’t allow passage to the river through their lands, but having traveled by the coast we shouldn’t have any problems. We recommend returning using the same path since it’s public.

Chimehuin – Collon Cura junction

We can reach this place by three ways: floating the Chimehuin, floating the Collon Cura or through a nearby lodge.

The entrance to the Chimehuin at the Collon has formed a huge well and in there reside enormous trot. Fishing here is difficult due to the depth and the force of the water that makes it near impossible for our flies to reach the ideal spots. In any way, if you lower the boat to any shore of the Chimehuin it’s possible to get near the edge of the deep and cast our lines through the current which, as I’ve stated before, is very strong. The use of ballasted flies and extra-quick sinking lines might be the only solution to this inconvenience. The margin of the Collon Cura that receives waters from the Chimehuin is also very productive and shouldn’t be discarded beforehand.

If we walk upstream through the Chimehuin from the outlet, at 400 meter we’ll find two arms that join followed by an ample and smooth left-curve, it’s a great place that has bared excellent fish. Continuing upstream through the main arm, the chance of good fish are still there and the use of streamers and fast-sinking lines are recommended. They are spots of low fishing pressure and the population of salmons and perch are abundant.

Distances

From San Martin de los Andes (YPF service station) through national route 234:

Chapelco Airport: 21,2km.

Road to the Collon Cura: 26,5km.

Quilquihue’s descent: 27,3km.

Apple-tree’s Curve: 31,3km.

River Curruhue: 35,8km.

The dumpsite: 36,3km.

Junín de los Andes: 39,8km.

From Junín de los Andes (center) through national route 345 and later provincial route 61:

Military checkpoint: 3,3km.

Provincial route 61 detour to Lake Huechulafquen: 3,8km.

From the beginning of the provincial route 61:

CEAN’s entrance 2,2km.

Bridge over the creek 4,5km.

Spring Creek Cabins: 5,2km.

San Ignacio: 6,6km.

Bebe Anchorena’s state: 7km.

Bridge over the creek: 9km.

The horseshoe: 11km.

Bridge over river Chimehuin: 21km.

How to get there:

From Buenos Aires through various routes 1600km. In airplane from Aeroparque to the city of Neuquén, then a bus or car, other nearby airports: Bariloche (200km) and San Martin de los Andes (50km).

Héctor Gugliermo

hgugliermo@pescandolaargentina.com.ar

 

ene 13 2014

Adonde ir – Lago Engaño (Spanish and english version)

Este pequeño lago junto a otros tres llamados Falso Engaño, Berta Inferior y Macho de la Berta (o Berta Superior) conforman un paraíso para la pesca de la Fontinalis (brook trout), se encuentran en un inhóspito valle de origen glaciar. Específicamente hablando del lago Engaño decimos que  tiene 2,5 km. de largo por 1,5 km. de ancho y se encuentra unos 3 km. al norte del Lago Vintter. Su ubicación exacta es 43º 51′ 32″ S 71º 31′ 04″ O y su  altitud es de 934 msnm.

El lago está circunscripto por un hermoso bosque andino-patagónico, que consiste principalmente de lenga (Nothofagus pumilio) y el ñire (Nothofagus antarctica). Al norte está dominado por las cumbres nevadas del Cerro Cóndor (de 2.011 msnm).  En la costa norte, el lago recibe agua de la desembocadura de la laguna Cóndor situada en altitud en el Cerro Cóndor.

Su efluente es el Lago Falso Engaño, situado a 1,2 km al norte-oeste. Al igual que el lago Berta inferior, el lago Engaño es un componente importante del sistema del río Engaño, a su vez un afluente del río Carrenleufú/Palena en su margen izquierda.

Las localidades más cercanas son Corcovado y Río Pico, si el pescador pretende quedarse algunos días solo está la posibilidad de acampar y debemos avisar que hay que llevar absolutamente todo y cuidarse muy bien del clima que suele ser riguroso, incluso hasta provocar nevadas en verano.

Clima riguroso aun en verano
Clima riguroso aun en verano

El lago es de aguas claras y muy frías, ideal para el desarrollo de este chart tan buscado por los pescadores. Posee veriles profundos, incluso cerca de la costa y la tupida vegetación hace imprescindible el uso del rollcast y otras técnicas de lanzamiento para aumentar las chances de pescar. Quizás por ello las mejores opciones se dan utilizando embarcaciones, botes de pontón o bellys.

Hermoso ejemplar
Hermoso ejemplar

El tamaño promedio de las capturas se encuentra entre los 30 y 45 cms. pero hay ejemplares entre dos y cuatro kilos los cuales no son tan difíciles de capturar. Más del 80% de la población del lago son fontinalis, solo existe una mínima cantidad de arco iris y marrones.

Equipos y técnicas de pesca

Bellos colores de la brook trout
Bellos colores de la brook trout

Generalmente la pesca se hace a profundidad y con streamers aunque no hay que descartar las líneas de flote y moscas secas (grandes) que suelen dar buenos resultados cuando se nota actividad en superficie. El equipo ideal pasa por una caña #5 con buena acción para el rollcast ya que vadeando se suele ver los peces en busca de su alimento. Las líneas de hundimiento rápido son ideales para pescar embarcado.

Todo streamer que contenga preponderancia de colores naranja funciona muy bien, esto es debido a la gran abundancia de juveniles de fontinalis, fundamentalmente en las zonas de desembocadura de arroyos o vertientes con fondos de grava, aptos para el desove.

Alimentos

Entre los insectos acuáticos podemos mencionar variedades de dípteros y efímeras de lago o aguas lentas tales como Baetis. También hemos notado tricópteros grandes con casa o canutillo (cased caddis). También los odonatos son frecuentes en época estival. A esto hay que sumarle la presencia de forrajeros como el puyén, algunos bivalvos como la almeja de agua dulce (Diplodon chilensis) y como ya mencionamos juveniles de fontinalis.

Una buena opción es pescar desde belly boats
Una buena opción es pescar desde belly boats

Como llegar

Desde Esquel se sale por la ruta nacional Nº 259 se pasa por Trevelin y luego se toma la ruta provincial 17 hasta Corcovado (64 km.) y desde allí por ruta provincial Nº 44 hasta unos 3 km. antes de Lago Vintter (60 km.) , allí un desvío a la derecha por 8 km. Es aconsejable para este tramo (aunque no imprescindible)  un vehículo 4X4.

Soberbio macho de brook trout
Soberbio macho de brook trout

 Aviso

Se recomienda leer atentamente el reglamento de pesca continental patagónico dado que este ambiente suele cerrar la pesca bastante antes que el cierre general del último día del mes de abril de cada año.

English Version

Lake Engaño (“Deception”)

This small lake with three others that are close by, named Falso Engaño, Berta Inferior y Macho, make for a paradise to fish Fontinalis (brook trout) and can be found at an inhospitable valley from glacial origin. Speaking specifically about Lake Engaño, it’s 2.5km (1.5 miles) long and 1.5km (1 mile) wide, and it’s located 3km (2 miles) north from Lake Vintter. Its precise location is 43º 51′ 32″ S 71º 31′ 04″ W and the altitude is 934m (3082.2 feet) above mid-sea level.

The lake is surrounded by a beautiful Andean-Patagonian forest, consisting mainly of “lenga” (Nothofagus pumilio) and “ñire” (Nothofagus Antarctica). It’s dominated to the north by the snowed tops of Mount Condor (2011m, or 6636ft, above sea level). At the northern coast, the lake receives water from the outlet of the Condor lagoon located at the same altitude as Mount Condor.

The effluent is the Lake Falso Engaño, 1.2km (0.75 miles) north-west. Just like the Lake Berta Inferior, Lake Engaños is an important component of the River Engaño system, which in turn is an affluent of the River Carrenleufu/Palena on its left margin.

The nearest towns are Corcovado and Rio Pico, if the fisherman chooses to remain here only a few days on his own there’s the possibility to camp, but we must warn you to take absolutely everything you need and to take special care with the weather. Not only is it very rigorous, it’s been known to bring some summertime snows.

Harsh weather, even in summer.

The lake has very clear and cool water, ideal for the development of this highly sought out chart by the fishermen. Its deep ends are very low, even near the coast, and the thick vegetation makes roll cast, and other techniques, a must to stand a chance to catch. Maybe that’s why the best options come from using boats, bellies or pontoons.

The average sizes found are in the order of 30 and 45cms (11.7 and 17.55 inches) but some not-so-harder to find can reach 2 or 4kilos (4.4 or 8.8 pounds). Over 80% of the lake’s population is Fontinalis, only a minimal amount of rainbows and browns can be found.

Gears and fishing techniques

Generally the fishing here is done in the deep and with streamers, although you can’t rule out the use of float lines and dry flies (big ones) that usually end up with good results when you can see activity on the surface. The ideal gear consists of a #5 rod with a good roll cast action since you can usually see fishes searching for food when you are wading through. Fast sinking lines are ideal for when you are onboard a boat.

Any streamer that’s mainly orange will work very well; this is due to the abundance of young Fontinalis, mostly at the zones of the outlet to creeks or slopes with gravel, fit for breeding.

Entomology

Among the variety of water bugs we can mention several dipterous and lake mayflies or slow waters such as Baetis. We’ve also seen large cased caddisflies. Dragonflies are frequent in summer. To this you have to add the presences of fodders like the “puyen”, some bivalves like the sweet water clam (Diplodon chilensis) and, as we’ve already mentioned, young Fontinalis.

How to get there

From Esquel you have to exit using national route Nº259 (RN259), you pass by Trevelin and then take provincial route Nº17 (RP17) until you get to Corcovado (64km or 40 miles), then you have to turn to provincial route 44 (RP44) for about 3km (1.8 miles). 60km (37.5 mile) before Lake Vintter there’s an exit to the right that goes for 8 km (5 miles). A 4×4 vehicle for this road is advisable but not vital.

Warning

It’s highly recommended to carefully read the rules regarding continental Patagonian fishing since this environment is usually closed before the usual end (the last day of April).

dic 01 2013

Adonde ir – Villa Traful

Se llega desde Confluencia (Km. 1580 aproximadamente de la ruta 237) y son 30 Km. de buen camino de ripio, luego de pasar el puente sobre el río Traful si va hacia el sur. También se puede llegar por la ruta de los Siete Lagos entrando hacia la izquierda a unos 70 Km. de San Martín de los Andes camino hacia Bariloche. Desde allí hay 35 Km. hasta Villa La Angostura, desde donde también se puede acceder en camino inverso.

A 5 Km. de Confluencia yendo hacia Villa Traful, se cruza el río Cuyín Manzano, otrora buen pesquero. Hoy, por la depredación y el furtivismo es difícil obtener buenos portes.

Subiendo la cuesta luego de la curva a la izquierda se puede apreciar sobre su propia margen un lugar excepcional desde arriba de una gran piedra por la que sube el camino. 300 metros más adelante hubo hace tiempo una bajada que llevaba a ese lugar, hoy es propiedad privada y su acceso es posible con permiso de sus dueños.

Levantando la vista y del otro lado del río se puede observar una gran mole de piedra, como si fuera un obelisco ancho. Esa es una gran condorera del Valle Encantado. En este valle, hace algunos años, se hizo una experiencia con 5 cóndores nacidos en cautiverio. Si desean visitarla, pueden dar la vuelta por la ruta provincial 63 y entrar a la Estancia Traful. Deben pedir permiso a Diego ó Carlos Di Pasquale, quienes son los dueños del campo; les pueden organizar una cabalgata hasta el lugar. Para los cazadores, este es un gran coto de caza.

La pesca es excelente aunque se obtienen portes medianos todavía. Si se sigue cuidando ese tramo de río como hasta ahora seguramente volverán las grandes truchas. Recuerden pedir permiso también para entrar al campo a pescar sobre ambas márgenes.

Los lugares más recomendados son: la unión del río Cuyín Manzano con el río Traful, el pozón del Córdoba y la corredera anterior a la gran piedra que mencionaba antes. Si hay buena cantidad de agua, son lugares soberbios.

Siguiendo camino hacia la Villa se puede pescar el río con roll cast y a veces un cast por sobre los mimbres de la orilla. Si hay suerte, excelente.

Llegando a la estancia La Primavera, propiedad de Ted Turner, había un lugar para bajar con el auto hasta al lado del río. Aquí se puede caminar aguas arriba y bajarlo pescando con moscas secas. Imperdible.

Luego de algunos kilómetros, nos encontramos con el río Minero donde está prohibida la pesca y por el que, caminando, se puede acceder a la Boca del río Traful, lugar de grandes salmones (Salmo Salar Sebago) al principio de temporada. Es una pesca difícil pero los resultados pueden ser asombrosos. Cuidado, porque el lugar es alejado.

Vista desde el mirador del Traful
Vista desde el mirador del Traful

Luego de un tramo de camino de cornisa ya sobre el propio lago, se llega al Mirador del Traful, donde el espectáculo es fascinante. Es un acantilado con paredes cayendo en plomada negativa y con vientos ascendentes. Una moneda bien tirada de plano puede volver a su dueño cuando el viento de superficie en el lago es fuerte. Luego de una gran bajada, sobre la derecha del camino se encuentra el camping Paloma Araucana. Lindo lugar para la familia, en especial para los chicos. Posee un prado gigante con buena costa para bañarse y está cerca de la desembocadura del arroyo La Máquina.

En este lugar hubo salmones aunque hoy es más probable pescar fontinalis. Desde la costa del camping y hacia la derecha, se accede hasta la base de la piedra del mirador. Es un lugar sensacional, caminando por el bosque de nuestros sueños pegado al borde del lago y viendo las rocas semisumergidas en el mismo.

Desde arriba de algunas de ellas se pueden hacer intentos con líneas de hundimiento rápido porque las truchas están bien abajo. También puede haber salmones. Identificará al mismo enseguida por la pelea sobre la superficie, con su cola en perfecta “V”.
5 Km. más adelante llegamos a la Villa Traful. Es pequeña pero hay que recorrerla bien. Posee todo lo que el turista pueda necesitar, hosterías, cabañas, campings, combustibles, servicios, información turística, teléfono público, muelles, artesanías, y para los campamentistas hay dos almacenes bien surtidos. Imperdible el pan casero que se consigue en ambos. Muy bueno chocolate el de Ñancu Lahuen y deliciosos alfajores los del Montañés. Ambas fábricas merecen una visita.

Por el camino de arriba (circunvalación) de la Villa, en la parte más alta, está señalizado el comienzo del sendero hacia dos cascadas. Es fácil descubirlo por que se trata de una flecha que apunta al cielo y está frente a la huerta de una casa del lugar.

A 20 minutos de marcha tranquila, hacia la izquierda está la cascada del Coacó con 60 metros de caída de agua que se observan desde el frente del desfiladero. Hacia la derecha y a mitad de camino, se accede a la cascada del Blanco, diametralmente opuesta a la otra, dentro de una vegetación exuberante. Ambas sendas están perfectamente señalizadas también.

Pescando en el lago Traful
Pescando en el lago Traful

Si les gustan las excursiones lacustres, se puede ir al otro lado del lago y ver el bosque petrificado sumergido. Si le agrada el buceo, mejor aún. Muy lindo. En ese lugar (y en el Mirador) se filmó una publicidad de cigarrillos con una lancha turquesa, algunos la recordarán.

Luego se puede continuar viaje hasta la Puntilla de Chandía, donde desemboca el arroyo Azul y si no hay viento, es un pesquero de antología. También puede visitar el Brazo Norte ó Pichi Traful. En el trayecto de entrada al brazo verá hacia la derecha un prado verde claro con algunos álamos, es la morada de un viejo poblador de la zona, Don Román Menco, criancero de raza. Su familia no recuerda cuándo se establecieron ahí, por lo que se puede inferir que son varias las generaciones que han habitado ese lugar. De ida les encarga un cordero y de regreso lo retira. Cocínelo estaqueado en un asador, a la llama, solamente con sal. Una delicia.

Otra excursión recomendable es la visita a caballo a las dos lagunas altas de la margen opuesta, Azul y Verde. Además de ellas, verá rucas (casas) de veranadas, propia de estos lugares. Luego de la Villa, hacia Siete Lagos, está el camping agreste del arroyo Tres Marías, y más adelante está el arroyo Catarata (8 Km. desde la Villa).

Enseguida del puente de madera sobre el arroyo Media Luna y al costado derecho del camino hay un lugar de acampe sensacional. Hay tres arroyitos chicos que lo circundan. Imperdible la catarata que da origen al nombre del arroyo, se debe ir por la senda de la margen derecha del mismo subiendo por el bosque de coihues.

Antes de cruzar el puente sobre el Catarata (yendo hacia Puerto Arrayanes) hay un gran acantilado boscoso con césped, árboles altísimos y flores: es para quedarse a vivir. La desembocadura del arroyo es un buen pesquero, todavía hay salmones allí, se debe pescar a máxima profundidad y las moscas más rendidoras son la Blonde Blanca y la Black Bastard con cuerpo negro, hackle ocre y con abundante ardilla marrón por cola.

Para los amantes de la náutica, cruzando el arroyo por el puente hay una gran zona de acampe, con playa de arena y muelle con rampa natural para bajada de lanchas. Pasando el Catarata, unos 3 ó 4 Km., otro buen pesquero es la desembocadura del arroyo Malalco. Hacia la izquierda de su desembocadura, lanzando desde arriba de unas piedras enormes que emergen del agua y fáciles de visualizar. Para llegar al mismo, cuando se ve el cartel del arroyo, sobre la derecha hay una pequeña entrada disimulada que da a un portón viejísimo todo roído, al otro lado del arroyo hay unos corrales de puesteros. Se debe dejar el auto y bajar por un prado lleno de flores silvestres amarillas, se pasa por una “ruca” abandonada y se llega a la desembocadura del arroyo. Es raro ver huellas en este lugar.

Luego viene Puerto Arrayanes a 16 Km. de la Villa, un muy buen camping con todos los servicios y buena pesca, en especial sobre la desembocadura del Machico, que es zona exclusiva para pesca con mosca. A principios de temporada se debe tener cuidado con los costados de piedras y arena que deja acumulado el arroyo en su tiempo de deshielo. Algún salmón siempre se obtiene. Fontinalis no faltan jamás. Cruzando este arroyo y caminando por la costa del lago desembocan dos arroyitos bastante productivos de fontinalis.

Traful y sus alrededores es para disfrutar a pleno. El paisaje es un regalo del extraordinario Parque Nacional Nahuel Huapi.

por José Luis López Reale

nov 13 2013

Puros cuentos – A la hora señalada (spanish and english version)

Cuatro de mayo, 18:00 hs. suena una sirena y el agua empieza a correr, al principio en forma imperceptible, luego más notoriamente. Los pescadores que estamos esperando ese ansiado momento entramos al agua, estiramos el shooting y la amnesia y comenzamos a lanzar. Pocos minutos después suena una segunda sirena y la corriente ahora es fuerte, nuestras moscas derivan perfectamente y los piques se suceden en todas las cañas. Peleas, fotos, devolución y a guardar el equipo porque la noche se cerró rápidamente. Mañana volveremos a estar presentes. A la hora señalada.

Si bien el título que elegí es copia de un clásico del cine Western Norteamericano, no se me ocurre otro más gráfico para comentar sobre este particular destino de pesca en la extensión de la temporada en la Patagonia Argentina.

El "río" antes de que la represa comience a trabajar
El “río” antes de que la represa comience a trabajar

El pueblo de Piedra del Águila se encuentra a mitad de camino entre las ciudades de Neuquén y San Carlos de Bariloche, es un lugar muy concurrido por pescadores de mosca ya que allí comienza el famoso Limay Medio, aguas abajo de la represa de Pichi Picún Leufú. Pero hacia el otro lado, es decir camino a Bariloche se encuentra a pocos kilómetros otra represa cuyo nombre justamente es Piedra del Águila y a la que los pescadores le dan menor importancia y son pocos los que concurren a pescar en sus aguas.

Un gran trofeo
Un gran trofeo

Para llegar a esta represa hay que transitar unos 4 kilómetros saliendo del pueblo hacia Bariloche y luego 30 kilómetros de asfalto hasta el puente que cruza el río. Allí se bifurcan dos caminos de ripio, uno hacia la represa que nos deja en la entrada de la misma y muy cerca de una estación de piscicultura, el otro camino bordea por poco tiempo el lago para luego subir y perderse entre los cerros y dirigirse a las diversas estancias de la zona.

Otra marrón importante
Otra marrón importante

Dije antes que este lugar es poco concurrido y el motivo fundamental es que prácticamente toda la zona es un gran lago y es sabido que los mosqueros tienen predilección por los ríos. Como en todas las represas de la Patagonia, está terminantemente prohibido pescar desde las compuertas y hasta 500 metros aguas abajo. Desde allí y hasta el puente que cruza la ruta tendremos no más de 2.000 metros de “río” y luego el agua comienza a embalsarse para formar el lago.

El paisaje no es bonito, se nota la mano del hombre en toda la extensión y las costar yermas del lago demuestran que la naturaleza no ha actuado allí, no al menos por ahora, se necesitan miles de años para moldear un lago natural con bellas playas y vegetación acorde.

Un atardecer con grandes marrones
Un atardecer con grandes marrones

El escaso sector de río también es raro, poco natural. La corriente no fluye como en cualquier río patagónico. Si la represa no está generando energía el agua está estancada y se hace difícil la pesca, no imposible pero si difícil. Es por eso que esperamos hasta las 18:00, ¿porqué? se preguntaran, bien el motivo es que en esta época del año a esa hora comienza la generación de energía eléctrica, empieza a circular el agua, primero tímidamente y luego con mayor intensidad y las truchas (algunas muy grandes) se activan y salen de sus lugares de resguardo para buscar los mejores lugares en el centro del cauce del río con la única finalidad de alimentarse.

Cuando la primer sirena suena quiere significar que la represa está dejando pasar el agua por las turbinas desde el lago que se encuentra aguas arriba del paredón, es un aviso para los pescadores y lugareños, para advertir que el caudal subirá. Una segunda sirena advierte que otra turbina entra en funcionamiento y el caudal será aun mayor, podría haber una tercer sirena avisando que la última turbina a comenzado a operar. La pesca se pone mejor cuanto mayor sea el caudal aunque hay que tomar precauciones.

Todo esta frenética actividad dura un corto período para los pescadores, ya entrado el otoño la luz natural alumbra hasta poco antes de las 19:00 hs. así que tendremos que conformarnos con una o dos capturas, si tenemos suerte las mismas serán importantes.

Este es uno de los poquísimos lugares que conozco donde las truchas tienen horario de alimentación predefinido. Hay que aprovecharlo.
Héctor Gugliermo

hgugliermo@pescandolaargentina.com.ar

 

English Version

 

At the appointed hour (High Noon)

It’s a 4th May 6 pm. A siren sounds and water starting running, imperceptibly at first, then more intense. Fishermen, who are waiting for that moment get into the water. We stretched the shooting line and started throwing. A few minutes later a second siren sounds and the current is stronger now, our streamers and flies derived perfectly and the bites happen in all rods. Fights, photos, releases and stop going fishing because night has fallen quickly.

Tomorrow we will come back. At the appointed hour.

While the title I chose is as the classic American Western film “High Noon” (Which was traslated into Spanish for LatinAmerica “At the appointed hour”), I cannot think of another one more ilustrated to refer to this particular flyfishing destination in the extension ot the season in Patagonia Argentina.

The village of Piedra del Águila is a halfway between Neuquen City and San Carlos de Bariloche City. It’s a popular place for fly fishermen, the famous Limay Middle starts there, downstream of the dam Pichi Picún Leufú. But on the other side , on the way to Bariloche, just a few miles down there is a another dam named Piedra del Águila, which fishermen give less importance and only a  few go fishing in their waters.

To reach this dam you must travel about 2.5 miles (4 km.) out of town towards Bariloche and then turn  to the left side and travel 20 miles  (30 km.) of paved road up to the bridge that crosses the river. There are two gravel roads, One to the dam that leaves us at the entrance of it and very near a fish farming. The other road skirts the lake for a short time and then goes up and and gets lost in the hills into several estancias in the area.

As I said before, this place isn´t crowded at all, and the main reason why is that practically the whole area is a large lake and the most flyfishermen don’t like to fish in lakes. Like all dams in Patagonia, it’s strictly forbidden to fish from the gates and up to 500 meters downstream. From there until the bridge over the road, we have about 2000 meters of river and then the water starts damming up again to form the lake.

The landscape isn’t beautiful. Man’s hand is shown in full extent and wild lake coast shows that nature has not played there, at least so far. It takes thousands of years to mold a natural lake with beautiful beaches and vegetation along.

The small section of the river is also rare, unnatural. The current does not flow like any other Patagonian river. If the dam is not generating energy, water is still and fishing is difficult, not imposible though. That’s why we waited until 6 pm Why?  You might wonder… Well the reason is that  at this time of year at that precise hour, the power generation begins, water begins to flow, timidly at first and then more intensely and trouts (some very large) are activated and leave their comfortable places to find best sites in the middle of the river just for feeding purposes.

When the first siren sounds it means that the dam is releasing water though the turbines from the lake upstream of the wall, it’s a warning to fishermen and locals, to warn that the flow will rise. A second siren warns that another turbine is starting and the flow rate will be even higher. It could be a third siren warning that the last turbine has started. Fishing gets better the higher the flow, although you must be very careful.

This frenetic activity lasts for a short period for fishermen, and the fall daylight shines until shortly before 7pm. So we’d be pleased with one or two catchings. If we  were lucky they could be very important.

This is one of the few places I know where trouts have feeding predefined schedule. You should try it.

Héctor Gugliermo

hector.gugliermo@pescandolaargentina.com.ar

 

 

 

 

nov 11 2013

Adonde ir – Río Pico


Cuenca del Río Pico

 

Ubicado en lo que se suele llamar Patagonia Central, el Río Pico posee una cuenca  que incluye once lagos, todos ellos pequeños, que abarcan una superficie conjunta de aproximadamente 35 km2. De ellos, los más conocidos y accesibles son cinco y llevan por nombre los números Uno al Cinco, los mismos nombres que la Comisión de Límites les pusiera a principios del siglo XX.

Atardecer en el Lago Nº 1 - Rio Pico

Atardecer en el Lago Nº 1 – Rio Pico

Si bien pertenece a la cuenca del Pacífico,  la cuenca del Pico difiere sustancialmente de otras cercanas, por ejemplo de la cuenca del Futaleufú. En Pico, los ríos y lagos no se encuentran conectados entre sí, sin embargo en época de lluvias (junio a agosto), pequeños arroyos, depresiones y zonas bajas con mallines, reciben tanto aguas subterráneas como superficiales que se descargan en estas áreas y se encargan de crear una integración temporaria entre la mayoría de los lagos y ríos de la zona. Esto también ayuda a la reproducción e integración íctica en toda la cuenca.

El pueblo

Es un típico pueblo patagónico, rural, pobre y de riguroso clima. Según el último censo nacional del año 2001 su población es de 1.386 personas, en el año 2005 se realizó un censo social que arrojó cifras concluyentes, aproximadamente el 30% de la población tiene necesidades básicas insatisfechas.

Debe su nombre al Ing. Octavio Pico quien a fines del siglo XIX defendió a ultranza el criterio de altas cumbres en su carácter de perito representante de la Argentina en la  convención sobre demarcación para delimitar en el terreno lo acordado en el tratado de límites con Chile del año 1881.

Dista  2.200 km de la ciudad de Buenos Aires y se puede llegar desde Esquel por la ruta Nacional Nº 259 hasta Trevelin, luego la ruta provincial Nº 17 hasta Corcovado y por último la ruta provincial Nº  44. Este camino es mayoritariamente de ripio. Otra ruta más confortable es desde Esquel por la ruta Nacional Nº 40 pasando por Tecka y hasta 16 km antes de llegar a Gobernador Costa donde se debe doblar por la ruta provincial Nº 19, este último tramo de unos 70 km aproximadamente es el único de ripio, aunque ya se han iniciado las tareas de pavimentación.

Antiguo Hotel abandonado en el pueblo de Río Pico

Antiguo Hotel abandonado en el pueblo de Río Pico

La actividad turística principal es la pesca deportiva, sin embargo toda la zona es de una belleza incomparable y es posible realizar otras muchas actividades tales como visitas a diversas manifestaciones de arte rupestre de los tehuelches,  trecking, cabalgatas y circuitos de 4×4, curiosidades históricas como la estancia propiedad de Butch Cassidy y Sundance Kid y una mención especial para las carreras cuadreras que reúnen a todo el pueblo y hasta participantes y espectadores de otras localidades cercanas.

La oferta de alojamiento se basa casi exclusivamente en cabañas y campamento, están las municipales en el Lago Tres y otros emprendimientos privados en ese mismo lago y sobre las costas del Lago Uno. También hay una hostería en las proximidades del pueblo así como una posada. El pueblo dista unos 30 kilómetros de los lagos Nº 1 y Nº 3 que son los más accesibles así que hay que tomar todos los recaudos necesarios en lo que respecta a alimentos y combustible.

 

El río Pico

Posee una longitud aproximada a los 60 km, su cuenca abarca 2.442,2 km2  (UNLP-DNRH 1996) y está comprendida entre los paralelos 43?59’ y 44?25’ de Latitud Sur y los meridianos 70?52’ y 71?51’ de Longitud Oeste. Está delimitada por el cerro Riñón (1.814 m) hacia el norte y por la Pampa Margarita hacia el noreste. Al este se ubican algunos cerros que no alcanzan los 1.000 m de altura y una planicie glacifluvial. Al oeste y suroeste se encuentran la Cordillera Patagónica Central, con los cerros Botella Oeste (1.817 m) y Nelson (1.630 m) y la Loma Baguales, que supera los 1.300 m. El caudal es de 40 m3/seg.

 Su nacimiento es complejo, se forma a partir de la confluencia de varios arroyos cerca de la frontera con Chile en un paisaje de morenas glaciares. Uno de los arroyos principales se lo conoce con el nombre de arroyo Temenhuao o Tromenco, emisario de la laguna de Rocha o Tremenhuau. Otro arroyo importante es el denominado De Las Mulas que desciende de morenas de hasta 1.000 metros de altura y que constituye la divisoria de aguas hacia el Sur. Estos dos arroyos conforman una red de recursos subparalelos y de su confluencia surge el Río Pico.

Este río discurre por un valle de unos 20 km de ancho en donde se encuentran la mayor parte de los establecimientos ganaderos y el pueblo del mismo nombre. Recibe por margen derecha el aporte de los arroyos Justino, Hahn, de la Herrería y Jaramillo. Por la margen opuesta desagua el arroyo Campamento, emisario del arroyo Márquez, que nace en la loma Baguales. Estos aportes hacen del Pico un curso de agua importante.

Aguas abajo del puente de mampostería, confluye por margen izquierda el emisario del Lago Uno. Este espejo se ubica a una cota de 595 m IGM y tiene una superficie de 9,8 km2. En esta región el valle presenta formas lacustres de origen glaciar, posiblemente comunicadas en forma subterránea. El Lago Dos es navegable y está situado al sur del anterior, a una cota de 795 m IGM y posee una superficie de 7 km2. El Lago Tres, de cota 530 m IGM y superficie de 2,5 km2, aporta al río a través de un bajo de mallines. Al norte del río Pico se ubica el Lago Cuatro, con 3,6 km2 de superficie y una cota de 640 m IGM. El Lago Cinco abarca una superficie de 2 km2 y se encuentra a una cota de 550 m IGM. Existen además otros espejos menores que comparten características similares.

Aguas abajo, el río Pico corre por la zona llamada Colonia Mixta Adolfo Alsina, que aporta los mayores caudales al sistema. El tributario más importante del Pico es el río Las Pampas. Este escurre por un sector denominado Las Pampas, en el cual también se localizan los lagos Cuatro y Cinco. Este afluente recibe las aguas que descienden de la cordillera limítrofe y de los cerros Colorado (2.015 m), Desnudo (2.215 m) y Riñón y aporta sus aguas al Pico por margen derecha. Luego de esta confluencia los arroyos El Chilco y Blanco o Píldoras aportan por margen izquierda las aguas provenientes del sector austral. Aguas abajo, recibe el importante aporte del río del Encanto que, tras drenar las laderas orientales del cerro Botella y las laderas sur de los cerros Cono y Desnudo, desagua en el Pico por margen derecha. El río Pico cruza el límite internacional entre los Hitos NºVI-40 y NºVI-41 y adopta el nombre Figueroa. Finalmente, aporta al sistema del río Palena a través de su emisario, el río Claro.

La Pesca

Una característica destacable del Río Pico es la notable diferencia topográfica entre su tramo superior e inferior. El segmento superior conforma un típico río de llanura: meandros, largas extensiones planas y profundas, escasas correderas y fondo de limo y barro. Sus costas se encuentran densamente pobladas de sauces y grandes sectores del río  son inaccesibles para la pesca, posee barrancas empinadas que alternan con zonas más planas. Por las dificultades mencionadas, este sector del río es menos visitado y explorado sin embargo se encuentra densamente poblado y en los escasos claros disponibles se pueden observar truchas, fundamentalmente arco iris, de muy buen tamaño. No es infrecuente que se logre hacer tomar nuestras moscas a algunas de esas truchas, pero si es difícil mantenerlas ya que se sumergen entre las raíces y ramas de la densa vegetación y lo más probable es el corte del tippet y la pérdida del ejemplar y la mosca.

Río Pico Superior

Río Pico Superior

El tramo inferior comienza en la unión del Pico con su tributario más importante, nos referimos al río Las Pampas. Allí se inicia una zona por demás importante para la pesca donde podemos observar profundos pozones con costas de barrancas que caen casi rectas a las profundidades del río, son lugares imposibles de vadear pero representan las más serias posibilidades de obtener truchas de trofeo. A partir de allí el río cambia y se convierte en un típico río de cordillera con sucesión de correderas largas, pozones y pedreros.  En muchas curvas el río socava las costas, fundamentalmente en épocas de lluvias y deshielo; las lengas sin el sustento de sus raíces se precipitan al lecho y luego las truchas las utilizan como lugares de acecho y resguardo. Todo este tramo es ideal para pescarlo con moscas secas y ninfas, predominan las arco iris de tamaño mediano y las marrones, más escasas, son en general de mejor porte.

Arco iris promedio del Lago Nº 3

Arco iris promedio del Lago Nº 3

Aguas abajo el río acrecienta su caudal gracias al aporte de los ríos Nilson primero y  Blanco o Píldoras luego; más hacia la frontera recibe un aporte importante, el del río Del Encanto. La pesca continúa siendo muy interesante en todo su recorrido. Un sector destacable es nombrado por los lugareños y pescadores como “cajones del Pico”, básicamente es un segmento no demasiado extenso que alterna rápidos de aguas blancas y turbulentas con profundos pozones y zonas de calma. Aquí se pueden obtener grandes piezas, no solamente de truchas arco iris y marrón sino también salmones Chinook, los que provenientes del Pacífico remontan el Figueroa en Chile (que al cruzar la frontera pasa a denominarse Pico) en busca de sus lugares de desove.

Lago Nº 3 - Ideal para pescarlo desde bellyboat

Lago Nº 3 – Ideal para pescarlo desde bellyboat

Este es uno de los pocos ríos de la Patagonia que es remontado por el salmón Chinook que es el de mayor tamaño dentro de los salmones del Pacífico, su pesca con mosca no es sencilla pero se ha logrado capturar ejemplares de excelentes portes, dado que remontan los ríos con el exclusivo fin de reproducirse y morir, no están buscando alimento y solo toman los artificiales por irritación o defensa, cuando buscan mantener su lugar en el río. La remontada principal se produce entre diciembre y enero sin embargo es más sencillo capturar algún ejemplar con el río bajo, es decir a partir de marzo. No obstante para esa época los Chinooks ya se encuentran deteriorados porque ha comenzado la última etapa en su ciclo de vida. Ha ocurrido con regular frecuencia que pescando con ninfas se obtengan juveniles de Chinook los cuales pueden ser confundidos con pequeñas truchas arco iris, la diferencia más notoria en ese momento está dada por la aleta anal, la que en los salmones tiene una base mucho más larga.

Trucha Marrón del Lago Nº 1

Trucha Marrón del Lago Nº 1

Equipos y técnicas de pesca

Una caña #5 de acción progresiva es ideal para este curso de agua. Dos líneas serán suficientes, una de flote y otra de hundimiento rápido (puede ser un shooting). El complemento ideal son los poly líderes de diversos factores de hundimiento para cubrir cualquier necesidad que dicte la  conformación del curso de agua en los distintos sectores.

Si su idea es ir tras los salmones Chinook, deberían contar con una caña #8 con línea de hundimiento (una de factor II y otra IV) y una buena reserva de backing en el reel. El tippet deberá ser como mínimo de 0,30 mm porque estos peces son grandes de verdad y saben usar muy bien la corriente para evitar ser capturados.

Todo el sector superior del río es ideal para mosca seca, principalmente los lugares más reparados por la vegetación y los socavones en las barrancas de sus costas, son escondites ideales para las marrones. Las grandes atractoras como Madam X, Tarántula, Bomber y Stimulator pueden hacer subir hermosos ejemplares. El sector inferior es ideal para la pesca con ninfas, algunos autores y pescadores con suficiente experiencia lo comparan con el Pulmarí y el Malleo. Las moscas más rendidoras para este tipo de pesca son la Pheasant Tail, variedades de Soft Hackle y Zug Bug. Nuestra recomendación pasa por la siempre rendidora Prince con cuerpo de pavo real y la Cased Caddis. Dado el ambiente propicio para la reproducción natural, la cantidad de juveniles de truchas que habitan este río es enorme y por supuesto que esto es bien conocido y utilizado por las marrones para su alimentación, es por ello que la pesca con streamers en los pozones utilizando imitaciones de juveniles de trucha es altamente recomendable.

Alimento

Uno de los alimentos principales, fundamentalmente en sectores de aguas rápidas son los efemerópteros, los más abundantes son de la familia leptophlebiidae: nousia, penaphlebia y meridialaris, las ninfas no suelen tener tamaños mayores a los 20 mm y las moscas que mejor las representan son: . En cuanto a los adultos la paradrake y otras versiones de cuerpo extendido son las mejores imitaciones para la penaphlebia; Hendrikson, March Brown y otras imitaciones de Dun son ideales para las meridialaris . También son abundantes los tricópteros de estuche y diversas especies de plecópteros entre los que sobresalen los de las familias Eustheniidae y Diamphipnoidae cuyas ninfas pueden llegar a los 7 cm de longitud. Además abundan los dípteros.

En los sectores de aguas más lentas la oferta alimenticia de las truchas es diversa, sobresalen los odonatos y efímeras (mayflies) del orden baetis por ejemplo).  No podemos dejar de mencionar el aporte de insectos terrestres tales como tucuras y pulgones, especialmente en lugares muy poblados de sauces y en barrancas con vegetación cercana.

 

 

Atardecer en el Lago Nº 1

Atardecer en el Lago Nº 1

 

Otros ríos importantes de la cuenca

Río Nilson

Con una longitud de 25 km. el Nilson  presenta una conformación de variadas características y es considerado por muchos habituales concurrentes como el más bello y con mayor potencial para la pesca. Es de aguas muy frías y cristalinas, esto es debido a que colecta el deshielo de varios cerros, entre ellos el Steffen de 2.108 metros de altura. Es un río para pescar con sutileza, generalmente con mosca seca aunque los fuertes vientos que barren la zona muchas veces hace dificultosa esta modalidad. El tramo más cercano a la confluencia con el río Pico resulta ser el más conocido por los pescadores y también el más atractivo ya que presenta gran variedad de conformaciones. La variedad de trucha predominante es la arco iris aunque también abundan las marrones. Los tamaños promedios están entre los 30 y 40 cm aunque peces de mayor tamaño pueden capturarse regularmente.

Pesca fina en el Río Nilson

Pesca fina en el Río Nilson

Equipos y técnicas de pesca

Es un río ideal para pescar con mosca seca y ninfas, debido a su gran transparencia en muchas oportunidades es posible pescar a pez visto. Al nivel de los arroyos Calfiquitra o Malalco, aquí la pesca debe hacerse con gran sutileza, tratando de no hacer desplazamientos bruscos para no alertar a los peces.

Es necesario mencionar que el éxito aquí depende en gran parte de la depurada técnica así como de contar con las moscas adecuadas, es decir imitaciones de insectos de la zona. Solamente como una guía inicial diremos que son necesarias las siguientes ninfas: Prince, Pheasant tail y A.P. Nymph (all purpose nymph), todas en anzuelos #12 al #18. Entre las secas podemos mencionar  la Elk Caddis y algunas Dun en anzuelos #12 al #18. Otras posibles serían imitaciones de tucuras y hormigas fundamentalmente en temporada estival. No olviden llevar adicionalmente algunas moscas atractoras.

El equipo ideal consta de una caña para línea #3/4 con dos carretes, una línea de flote y otra de hundimiento suave del tipo sinking-tip. Los líderes lastrados también pueden ser una alternativa en determinadas circunstancias.

Alimento

En este río, al igual que en el Pico, abundan los insectos de aguas rápidas tales como efemerópteros, tricópteros y plecópteros de todo tamaño y color. Durante los meses de verano también hay un buen aporte de terrestres tales como hormigas, pulgones y tucuras.

Para más información contactar a hgugliermo@pescandolaargentina.com.ar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

sep 13 2012

Adonde ir – Río Desaguadero (Spanish and English version)

Hay una gran cantidad de pequeños ríos en la Patagonia, a veces pasamos con el auto cerca de uno de ellos y pensamos que es un río demasiado pequeño como para pescarlo, “debe tener pocos peces y pequeños”.

Déjenme decirles que la mayoría de las veces estamos equivocados.

Ríos como el Desaguadero pueden deparar gratas sorpresas en cuanto a cantidad, dificultad, desafío  y – cuando se dan determinadas circunstancias – también en cuanto al tamaño de sus peces.

Este pequeño río de la provincia de Chubut forma parte de la cuenca del río Futaleufú y tiene aproximadamente unos 25 km de longitud, es emisario de los arroyos Cascada, Rañinto,  Los Coihues y Fontana que descienden del Cordón Situación y vuelca sus aguas en el lago Futalaufquen casi en el comienzo mismo de la villa turística del mismo nombre.

Sus aguas son claras y el fondo es de piedra bocha y guijarros.

 

La zona de mayores posibilidades de pesca es el tramo inferior (ubicación aproximada 42°53’48.97″S  71°36’12.66″W)  donde se desarrollan correderas y pequeños pozones ideales para la pesca fina. Dependiendo del caudal de principios de temporada, su desembocadura puede deparar satisfacciones y sorpresas. Iniciada la época estival, su caudal decrece notoriamente y las truchas de mayor tamaño se vuelcan al lago aunque algunas prefieren  los pocos pozones de buena profundidad que se mantienen.

Equipos

Por su conformación es aconsejable pescarlo con equipos livianos (#3 / #4), líneas de flote y moscas secas o pequeñas ninfas. En la desembocadura sobre el lago es posible agrandar un poco el equipo y utilizar líneas de hundimiento para explorar el veril y algunas buenas correderas que suelen formarse cuando el caudal de agua es importante.

Entomología

La familia de insectos acuáticos más abundante en este río es la de los efemerópteros, principalmente Meridialaris y Baetis. También se encuentran – aunque en menor medida – midgets y tricópteros. Insectos terrestres podemos mencionar hormigas (coloradas de pequeño porte) y al haber mucha vegetación costera, fundamentalmente sauces, se encuentran insectos asociados a ellos como por ejemplo el gusano verde.

Como llegar

Desde la ciudad de Esquel tomar por la ruta nacional Nº 259 hacia Trevelin y luego el desvío hacia el parque Nacional Los Alerces (ruta provincial Nº 71) hasta el puente que cruza sobre el río. Sobre esta ruta hay varios accesos inclusive campings con baños, mesas y parrillas.

Al aeropuerto de Esquel llegan vuelos regulares desde la ciudad de Buenos Aires.

 

 

English version

There are a lot of small rivers in Patagonia, sometimes we drive along with the car near one of them and we think that it is a too small river to fish,”it must have a few and small fishes”. Let me tell you that most of the times you are wrong. Rivers like this one can bring pleasant surprises in terms of quantity, difficulty, challenge and – when certain circumstances are given – also in terms of size of your fish.

This small river in the province of Chubut is part of the Futaleufú River basin and it is approximately 25 km long and it is emissary of several streams and waterfall as Raninto, Los Coihues and Fontana which go down from the Chain Mountain Situación. Desaguadero River empties its waters into Lake Futalaufquen, just at the very beginning of the tourist village of the same name. Its waters are clear and the background is rolling stone.

Best chances of fishing area is the lower section (approximately located at 42° 53’48. 97?S 71 ° 36’12. 66?W) where the runs and small pools develop which are ideal for fine flyfishing. Depending on its flow in early season, its mouth might hold satisfactions and surprises. In summer, the waters decrease significantly and larger trout are flushed to the Lake although some prefer the few remaining pools of good depth. .

Equipment

According to its conformation, it is advisable to fish it with light equipments (#4 – #3 or less), floating lines and dry flies or small nymphs. In the river mouth on the lake it is possible to enlarge the equipment and to use moderated sinking lines to explore the veril and some runs formed when the water flow is important.

Entomology

The most abundant family of aquatic insects is that of the ephemeroptera( Meridialaris and Baetis). You may find – though in minor measure – midgets and trichoptera as well. About terrestrial insects, we can mention ants (colored of small disposition) and because of many coastal vegetation, especially willows, we can find insects associated with them as the green worm for example.

How to arrive

From Esquel city you may take the national route N 259 towards Trevelin and after 10 km you must take the right route towards the National park Los Alerces (provincial route N 71) up to the bridge that crosses the river. On this route there are several accesses, even campings with toilets, tables and grills.

There are regular flights coming from Buenos Aires to Esquel airport.

 

Desaguadero 3bis

Entradas más antiguas «